Agresividad felina: Una respuesta ante el miedo.

Agresividad felina: Una respuesta ante el miedo Agresividad felina: Una respuesta ante el miedo

“¿No hay mejor defensa que un buen ataque?"


• Qué es

Se trata de una agresividad defensiva. Es la respuesta del gato cuando se enfrenta a un estímulo que le asusta y no tiene posibilidad de huir. Esta agresividad puede presentarse tanto ante personas como ante otros gatos o animales. Normalmente la causa más frecuente es la falta de sociabilización en la etapa inicial, por lo que es fácil verlo en gatos silvestres que comienzan a sociabilizarse de adultos.

• Porqué se produce

Con frecuencia es la respuesta a un condicionamiento en el que el gato asocia la presencia de una persona o animal con un suceso traumático. Si no se trata a tiempo esta respuesta puede llegar a generalizarse a todos los animales o personas que se encuentre.
Suele producirse de forma súbita, casi sin previo aviso y sin posibilidad de reconocer cual es el motivo que lo ha causado.

• Cómo reconocerlo

Es relativamente fácil de reconocer si poseemos unas mínimas nociones del lenguaje corporal del gato, ya que el ataque está siempre precedido de una serie de señales.
Su espalda se mostrará arqueada y con la cola baja, casi a ras del suelo, muy posiblemente aparecerá piloereccion en todo su cuerpo, sobre todo en su cola. En cuanto a su rostro, sus orejas estarán orientadas hacia los lados, sus pupilas dilatadas y sus bigotes pegados las mejillas. Cuando el gato se encuentre cercano al ataque nos enseñará los dientes, bufará y emitirá ligeros aullidos. Es el momento de dejar tranquilo a nuestro gato.

• Como prevenirlo y tratarlo

Para prevenir este tipo de agresividad lo mejor es realizar una sociabilización correcta y en el momento adecuado. Las primeras semanas de vida del gato son cruciales para el futuro desarrollo emocional del animal, sólo de esta manera conseguiremos que nuestro compañero se sienta seguro de sí mismo y confiado ante los estímulos que se pueda encontrar en su vida.
Si no hemos llegado a tiempo o esta ha sido deficiente podemos trabajar con el animal con las armas más valiosas en la educación del gato, la paciencia y el cariño.
La agresividad como respuesta al miedo es relativamente fácil de corregir. Lo primero que debemos hacer, por supuesto, es reconocer cuál es el elemento perturbador que tanto aterroriza a nuestro gato y, a partir de ahí el tratamiento se centra básicamente en el contracondicionamiento y la desensibilización.
La desensibilización se centra en exponer al gato al estímulo negativo de forma controlada y segura, para que sea el propio gato el que se percate de que no hay ningún motivo para tener miedo. El contracondicionamiento se basa en demostrar al animal en lo bien que se está sin sentir miedo ante la presencia del elemento aterrorizante.
Ambas técnicas deben ser personalizadas, ya que cada animal responderá de manera diferente ante los estímulos positivos, y estos pueden ser distintos en cada ejemplar.

Last modified on Saturday, 13 April 2013 15:39
María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Website: www.comportamientofelino.es

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.