Normas de la HSUS para políticas de refugios de animales.

La HSUS, Humane Society of the United States (Sociedad Humana de los Estados Unidos), creada en 1954, es una de las mayores organizaciones proteccionistas, nacida con el objetivo de conseguir el bienestar de los animales en el mundo. Con sede en Washington D.C., trabaja a nivel nacional para hacer frentre a los problemas de maltrato animal, apoyando y colaborando con todas las organizaciones locales del país.

Para ayudar en el trabajo de estas pequeñas asociaciones de alcance más limitado, la HSUS realizó en 1999 un práctico protocolo de funcionamiento de lo que, en teoría, debería ser una Asociación Protectora de Animales con refugio de acogida, y que aún hoy puede resultar de una gran ayuda.

 

Normas HSUS para Políticas de Refugios de Animales


Un refugio de animales cuenta con dos objetivos principales - constituir un albergue para los animales necesitados, y ser también el núcleo de un programa comunitario para el cuidado y control de animales. Su personal debe brindar cuidados de alta calidad a los animales callejeros, entregados temporalmente a su custodia, esmerándose en proporcionar un entorno seguro, cómodo y sin tensiones. El albergue también debe ser accesible a la comunidad, y estar dispuesto a darle la bienvenida.

Propósito

Las obligaciones de un refugio de animales deben incluir las siguientes: la enseñanza de principios humanitarios, la prevención de sufrimiento y crueldad a los animales y la observación de las leyes de protección animal. Aunque ningún refugio puede emprender todas estas tareas por sí solo, tiene la responsabilidad ética - y a menudo legal - de asegurar que alguna persona u organización de la comunidad se haga cargo de ellas.

Políticas Generales

Si su refugio de animales es una instalación de carácter municipal, entonces las personas a cargo deben ser conocedoras de los problemas de control animal en la comunidad, y contar con los recursos necesarios para un programa efectivo y humanitario de control y cuidado. Debe estar vigente una ordenanza comprensiva de control animal y puesta en práctica de manera adecuada.
Si su refugio es una entidad privada (con un contrato estatal para realizar las funciones de control y cuidado animal), entonces los miembros de la junta directiva deben tener un entendimiento básico de los asuntos de cuidado y control animal. Deben estar dispuestos a consagrar el tiempo y el esfuerzo necesarios para ayudar a desarrollar políticas y procedimientos a favor de los animales, del personal de soporte y de la comunidad. La junta debe estar consciente de su responsabilidad ante los demás miembros, y reportar las actividades del refugio a intervalos regulares.
Las políticas esbozadas a continuación constituyen las normas mínimas para cualquier albergue de animales. Aunque todo refugio estará limitado por los recursos a su disposición, debe regirse estrechamente por estas políticas si desea proporcionar un beneficio a los animales y a la comunidad que pretende servir.


• Aceptar todo animal.
• Aceptar animales entregados sin cobrar ninguna tarifa
• Mantener un lugar limpio, cómodo, seguro y sano para cada animal.
• Mantener a los animales callejeros un mínimo de cinco días laborales, incluyendo los sábados.
• Evaluar a los posibles adoptantes según las normas utilizadas para establecer adopciones.
• Utilizar en caso necesario el pentobarbital de sodio, suministrado por personas compasivas y capacitadas, para realizar la eutanasia.
• Esterilizar a todo animal en el momento de la adopción, o exigir que los adoptantes los esterilicen luego de recibirlos.


El albergue debe considerarse como un servicio público - tanto para los animales como para los seres humanos de la comunidad. El personal del albergue se debe esmerar en mantener una actitud positiva y un lugar agradable para el público, al alojar animales callejeros y otros animales abandonados. Si se ponen demasiados obstáculos para entregar animales, es más probable que las personas los abandonen. Se deben colocar avisos del albergue en lugares visibles para mostrar su ubicación, con un mapa explícito que indique cómo llegar.

Operaciones Diarias

Su albergue debe contar con políticas de operación y normas escritas para garantizar que las tareas cotidianas se desarrollen de la manera más rutinaria posible.

Horas de Operación

Su albergue debe permanecer abierto un mínimo de cinco días a la semana, para reclamar o adoptar animales, incluyendo por lo menos un día de fin de semana. Debe estar abierto hasta las 7 PM, al menos un día a la semana, para acomodar a las personas cuyo horario de trabajo no les permite llegar más temprano. Las horas hábiles deben estar claramente anotadas en las afueras del albergue y dadas a conocer a toda la
comunidad.
Además, el albergue debe estar en condiciones de recibir animales enfermos o lesionados las 24 horas al día, y también ofrecer - de ser posible - servicios de recolección de emergencia.

Cuidados y Hogar de Animales

Su refugio también debe proporcionar el entorno más cómodo y relajante posible para los animales bajo su custodia. Los animales deben tener agua limpia y fresca en todo momento, y alimentarse de acuerdo a las recomendaciones HSUS o las sugeridas por un veterinario. Los platones para alimento y agua se deben desinfectar adecuadamente todos los días.
Las jaulas y los corrales deben ser de fabricación comercial, mantenidos en buen estado, aseados y desinfectados a diario, y sin bordes filosos o rotos. Los perros y gatos deben permanecer separados. El albergue debe tener en cuenta sus diversas necesidades.
Para mayor información sobre los requisitos para albergues, consulte las secciones correspondientes de la literatura HSUS.

Adopciones

Su refugio debe procurar colocar los animales en hogares responsables, permanentes y llenos de amor. Las tarifas de adopción para animales puros o entrenados en obediencia, o para animales con características distintivas, deben ser iguales a las cobradas por otros animales. Además, las tarifas de adopción para perros y gatos deben ser iguales.
Para una discusión completa de la adopción de animales de compañía, consulte las secciones correspondientes de la literatura HSUS.

Eutanasia

Los refugios deben mostrar un respeto por la calidad de vida y ofrecer la muerte más humanitaria posible a los animales enfermos, lesionados o no deseados. Las consideraciones humanitarias requieren que la eutanasia consista en la pérdida rápida del conocimiento, sin dolor, seguida por el arresto cardíaco o respiratorio, y finalmente la muerte. La HSUS recomienda la inyección de pentobarbital sódico, preparado específicamente para la eutanasia de animales de compañía. Se ha comprobado que la aplicación correcta de este método es la forma más humanitaria, segura, profesional y pacífica de hacer la eutanasia. Este procedimiento debe ser emprendido únicamente por personal debidamente capacitado en eutanasia.
Los albergues también deben seguir las normas federales y estatales con respecto a los métodos y suministro de eutanasia.
Para mayor información sobre la eutanasia, consulte las secciones correspondientes de la información HSUS.

Mantenimiento de Registros

Los registros completos y precisos son esenciales para el manejo responsable, eficiente y legal de su refugio animal. Se debe preparar un registro para todo animal que entre a su albergue, dando una completa descripción del animal y cualquier información adicional - de estar disponible. Estos registros se deben numerar y archivar de tal manera que todo el personal tenga fácil acceso a ellos. Cada animal debe mantener el mismo registro o número de identificación durante toda su estadía en el albergue, y debe ser identificado claramente por medio de un collar o tarjeta temporal.
Los registros precisos también son necesarios para los programas de recuperación de animales perdidos, y para atender a los que llaman para reportar animales callejeros, hacer quejas de crueldad o averiguar acerca de la disposición de animales dejados en su refugio. Hay diversos programas de software disponibles para la administración de refugios de animales. Para mayor información, comuníquese con el personal de albergues de la HSUS.

Programas

Las actividades de los refugios se deben realizar de acuerdo a los mejores intereses de los animales y de la comunidad. El papel del personal es proporcionar un cuidado humanitario a los animales y realizar los programas del albergue en forma efectiva. El personal debe suministrar a los comisionados o a los miembros de la junta, la información o asistencia necesaria para permitir el desarrollo apropiado de los programas de cuidado y control animal.

Iniciativas de Esterilización

Es imperante que los refugios cuenten con un programa obligatorio de esterilización para todo animal puesto en adopción, con preferencia uno que incorpore tanto la esterilización en el momento de adopción, como la esterilización a edad temprana. Los albergues deben asegurar que los animales dados en adopción no contribuyan a la sobrepoblación de mascotas.

Investigación de Casos de Crueldad

Toda comunidad debe contar con personal capacitado para investigar los casos de crueldad y para hacer respetar las leyes de protección animal. Toda llamada o queja se debe manejar en forma oportuna, profesional y cortés. El personal debe estar capacitado para responder las 24 horas al día en casos de emergencia. Si su albergue no tiene su propio investigador, debe referir las llamadas a las autoridades locales.

Educación Humanitaria

Su refugio debe empeñarse en proporcionar una educación humanitaria a los residentes de la localidad - especialmente a los niños. Desde las campañas de conscientización comunitaria hasta las presentaciones en las escuelas por parte del personal del albergue, hay toda una gama de estrategias para enseñar el cuidado responsable de animales y para inculcar una ética humanitaria en todos los miembros de la comunidad.

Voluntarios

Los voluntarios pueden ser de gran beneficio en el cuidado de animales y en los demás programas del refugio. Sin embargo, no espere que los voluntarios cumplan con todas las necesidades del refugio. Además, los voluntarios deben contar con una capacitación apropiada y estar bajo supervisión en todo momento.

Manejo

Es una obligación comprometedora de los administradores de los albergues, evaluar sus procedimientos con frecuencia para garantizar que los animales estén recibiendo el cuidado necesario y para verificar que sus empleados sean competentes, compasivos y capacitados.

Personal

Los empleados de los albergues deben ser tratados como los profesionales capacitados que son, y se deben remunerar con base a sus habilidades. Los salarios y las prestaciones deben ser los necesarios para atraer a personas competentes y con buen juicio, conscientes de cómo cuidar a los animales de manera humanitaria. Es imprescindible contar con políticas y procedimientos escritos, no únicamente para orientar y capacitar a los nuevos empleados, sino también para asegurar una continuidad y eficiencia dentro del refugio.
Un manual de políticas y procedimientos comprensivos, explicando las políticas del refugio y los deberes generales de cada cargo, debe estar disponible para cada miembro del personal. A continuación se suministra un boceto recomendado:


1. Trayectoria, misión, propósitos y políticas generales (incluyendo políticas de eutanasia y otras políticas con respecto a los animales)
2. Estructura de la organización, descripción de cargos, políticas de sueldos, prestaciones, viáticos y cesantías.
3. Funciones de la junta directiva u otra entidad administrativa.
4. Procedimientos que han de observarse en la oficina, en las demás instalaciones del albergue y en el campo; procedimientos de seguridad y de manejo de animales.
5. Lista de recursos, incluyendo una recopilación de la legislación local y estatal de animales, y una lista de otras agencias de cuidado y control animal en la comunidad.

Capacitación

El personal del albergue debe estar capacitado para realizar efectivamente las siguientes funciones:


• Brindar un cuidado humanitario a los animales recibidos en el albergue.
• Proteger a los animales de las enfermedades y las lesiones.
• Resolver o referir todo tipo de problema animal en la comunidad a la persona o agencia apropiada.
• Entenderse con el público de manera cortés, profesional y efectiva.


Se deben proporcionar incentivos apropiados y suficiente tiempo para que los empleados del albergue asistan a sesiones de capacitación. También se debe dar el manejo apropiado al estrés de los empleados, incluyendo la ansiedad que resulta de las adopciones y la eutanasia.

 

Prepared by The HSUS's Animal Sheltering Issues staff.

The Humane Society of the United States (HSUS) was founded in 1954 to promote the humane treatment of animals and to foster respect, understanding, and compassion for all creatures. Today its message of care and protection embraces not only the animal kingdom but also Earth and its environment. To achieve its goals, The HSUS works through legal, educational, legislative, and investigative means. The HSUS's efforts in the United States are facilitated by its nine regional offices; its worldwide outreach is supported by its global humane family of organizations.
The HSUS is not an umbrella organization for local humane societies, animal shelters, or other animal care and control agencies, nor does it have any legal or contractual relationships with such organizations. The HSUS publishes guidelines and recommendations for these organizations. For more information on shelter policies and procedures, please contact The HSUS's Animal Sheltering Issues staff.
Copyright © 1999 The Humane Society of the United States. All rights reserved

 

Para descargarte el documento copia y pega en tu barra de direcciones el siguiente enlace:

http://www.hsi.org/assets/pdfs/politicas_hsus_refugios.pdf

 

 

María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Website: www.comportamientofelino.es Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.