El niño y los sortilegios, de Maurice Ravel

Sunday, 14 December 2014 11:44
El niño y los sortilegios El niño y los sortilegios

El 28 de diciembre es el aniversario de la muerte de Maurice Ravel, (7 de marzo de 1875 – 28 de diciembre de 1937). Músico de gran calidad y amante de los gatos, sobre todo de los siameses, aunque ello no le impidió recoger de las calles a gatos  de otras razas necesitados de hogar. En su casa llegaron a convivir la no despreciable cantidad de 10 gatos a los que, como no, rindió tributo en su ópera corta “El niño y los sortilegios”.

La obra fue un encargo del director de la Ópera de París, Jacques Rouché, quien pidió a pidió a Colette escribir el texto para un ballet de hadas. Habiendo aceptado la propuesta, Colette originalmente escribió la historia bajo el título 2Divertissements pour ma fille” y eligió a Ravel para realizar la parte musical, que tuvo que esperar  hasta 1925, debido a la 1ª Guerra Mundial. La Ópera, de apenas 47  minutos fue estrenada ese año en Montecarlo.

En ella se narra la historia de un niño que, detrás de su aspecto delicado, esconde un interior rebelde e insolente. El protagonista se encuentra confinado en su cuarto hasta que finalice los deberes, y, cansado de estar encerrado comienza a destrozar todo lo que encuentra, maltratando los objetos y animales, sin tener en cuenta las consecuencias de sus actos.

Lo que el niño no espera es que entrará en un mundo de magia donde los objetos maltratados cobran vida, iniciando una pequeña revolución en su contra haciéndole saber que no están dispuestos a ser tratados de esta manera.

Los animales y las plantas también participarán en la rebelión y juntos echarán en cara al pequeño el trato ultrajante al que ha sometido a sus compañeros.

Finalmente, el niño, agobiado y asustado comienza a pedir perdón por lo que ha estado haciendo, pero no parece tener el efecto que él espera, los animales se burlan de él, le dan el mismo trato que él les dio anteriormente. Nadie parece tener clemencia del protagonista y poco a poco van acorralándolo. hasta  que, de repente, el niño observa la pata herida de uno de ellos  y decide curarla. Los animales se quedan paralizados, comienzan a ver la bondad en el corazón del niño y finalizan su revolución.

Al final del primer cuadro, en el cuarto del protagonista tiene lugar un “dúo de gatos” donde una mezzosoprano y un barítono reclaman su derecho a ser bien tratados.

María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Website: www.comportamientofelino.es

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.