Angora

Información General

Clasificación FIFE

Categoría II: Pelo semilargo

Origen

Turquía

Tipo

Mediano - pequeño

Pelaje

Manto

Semilargo, fino y sedoso. Sin lanilla interna

 

Capa

Muy variada. Salvo chocolate, lila, canela fawn y burmés

Carácter

Independiente, aunque cariñoso y fiel. Juguetón. Amante del orden

Esperanza de vida

De 15 a 18 años de media

Cuidados

Cuidados del pelaje

Cepillado periódico

 

Alimentación

Alimento seco equilibrado

Cuidados específicos

Vigilancia del peso.

 Administración de malta

Enfermedades

Sordera en animales blancos con ojos amarillos o de diferente color

Historia

Su nombre deja clara su procedencia. El Angora Turco nos llega desde la ciudad de Ankara, Turquía, antes conocida como Angora. La misma ciudad de donde proceden las cabras que dan la conocida lana mohair. Su expansión por Oriente Medio se produjo durante el s X, gracias al comercio y a los viajes de los mercaderes otomanos. Este mismo motivo, el comercio inglés y francés, fue el que lo traslado, ya en el s XVI a Europa, donde gracias a su belleza pronto conquistó el corazón de los amantes de los felinos, convirtiéndose en una raza considerada de lujo dentro de las clases altas europeas durante los s XVII y XVIII.

Con la expansión de la raza persa el angora perdió presencia hasta casi llegar a extinguirse. A mediados del s XX, finalizada la Segunda Guerra Mundial se recuperó la raza gracias a la llegada a Estados Unidos de ejemplares turcos que fueron el origen de la raza tal y como la conocemos ahora. A partir de los años 70 del s XX comenzó a ser reconocida como raza en las Federaciones.

Descripción

El angora turco es un gato de tamaño casi pequeño, elegante, esbelto y proporcionado. Sus extremidades son largas y finas, algo más largas las traseras, y rematadas en pequeños pies con unas características almohadillas diminutas. Su cola es larga, fina en su nacimiento y ancha al final,  y cubierta de un pelaje frondoso que recuerda a un plumero.

El cuello es proporcionado y su cabeza pequeña, de forma triangular y barbilla redondeada. Sus orejas son grandes, colocadas juntas en la parte superior de la cabeza. Anchas en su base y con hermosos mechones de pelo en su interior. Nariz recta y alarga y ojos grandes, levemente oblicuos y de forma almendrada. Está permitido cualquier color en ellos, ámbar, dorado, verde y azul, incluso el tener cada ojo de un color diferente.

El manto de esta raza es sedoso y fino, carece de capa interna, lo que le dota de una imagen vaporosa y ligera. Su longitud es media aunque no uniforme, en el lomo y  la cara posee menos longitud que en el vientre o la cola.

En lo referente al color podemos encontrar prácticamente todos los colores a pesar de que el más conocido y demandada,  y el que dio origen a la raza fuese de color blanco.

No se admiten tonalidades chocolate, lila, fawn, canelas o burmés.

Carácter

Su estética es la imagen del equilibrio y su forma de ser no puede ser de otra forma. Gato independiente y de fuerte carácter, aunque también cariñoso con sus humanos, a los que seguirá y a los que reclamará atenciones y mimos, ya que le gusta ser el centro de atención, lo que conseguirá gracias a sus  frecuentes maullidos. Si puede elegir prefiere marcar distancia con los propietarios, ya que no le gusta que le achuchen, aunque tiene una gran paciencia, lo que le convierte en un buen compañero para los más jóvenes de la casa. No tiene ningún problema en compartir su espacio con otros animales si lo hace desde cachorro. Muy inteligente, será capaz de aprender las normas de la casa con facilidad e incluso algún que otro truco. De carácter activo, destaca su capacidad para escalar y alcanzar los lugares más altos de la casa desde donde observar todo la actividad de la familia.

Por lo tanto, se trata de un gato con el que es fácil convivir, basta con que le ofrezcamos un ambiente ordenado y agradable para sentirse cómodo en él.

Cuidados especiales

Hablamos de una raza sana y resistente, con una buena esperanza de vida. La ausencia de lanilla interior de su mantón os facilita enormemente el cuidado de su pelo, por lo que el cepillado podrá ser menos frecuente de lo que parece a simple vista. Eso sí, es muy importante administrarle malta de vez en cuando, ya que al limpiarse su frondoso manto es fácil que ingiera algún que otro pelo que pueda dar problemas intestinales.

Los gatos blancos, sobre todo los que tengan los ojos dorados o de diferente color pueden padecer sordera, aunque esto no tiene porqué suceder siempre.

En cuanto a la alimentación no es extremadamente exigente. Con un alimento seco de calidad tendrá todas sus necesidades nutricionales cubiertas. Esta raza puede tener cierta tendencia a la obesidad, por lo que deberemos vigilar con cuidado sus dosis diarias, sobre todo si viven exclusivamente en el interior de la vivienda.

María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Website: www.comportamientofelino.es Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
More in this category: « Abisinio Peterbald »

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.