British shorthair

 

Información General

Clasificación FIFE

Categoría III: Pelo corto y somalí

Origen

Inglaterra

Tipo

Medio a grande

Pelaje

Manto

Corto,  muy denso, submanto abundante

 

Capa

Todos los colores

Carácter

Independiente, sociable y equilibrado

Esperanza de vida

De 9 a 15 años de media

Cuidados

Cuidados del pelaje

Cepillado frecuente

 

Alimentación

Alimento seco equilibrado

Cuidados específicos

Control de la obesidad

Enfermedades

Cardiomiopatía y tromboembolismos

Historia

El british shorthair es la raza más antigua de Inglaterra y posiblemente se encuentre entre las razas europeas con más solera. Llegó a las islas británicas hace aproximadamente 2000 años acompañando a los soldados romanos. Su gran habilidad a la hora de cazar le ayudo a sobrevivir en las campiñas británicas y le acercó a las granjas, lo que facilitó su domesticación. Durante muchos años fueron animales muy considerados por los humanos, ya que ejercían una labor importantísima. En el campo su presencia evitaba que los roedores camparan a sus anchas y se comieran las cosechas de los agricultores. Y en la ciudad, dentro de los más que humildes barrios obreros, donde las condiciones de vida eran tan precarias, constituían una excelente forma de controlar las plagas propagadas por los roedores, por lo que resultaban una gran ayuda al mantenimiento de la salud pública.

Durante el año 1800 se comenzó a criar de forma selectiva y en 1871 esta raza participó en  la Exposición Animal del Palacio de Cristal, donde causó furor, resultando ganadora una hembra de color azul. Se les denominó britiis sorthair para distinguirlos de  las demás razas extranjeras en boga en el momento y que ya vivían en las islas.

Durante el periodo de las Guerras Mundiales, como otras muchas razas europeas, el british sorthair vio diezmados sus ejemplares, por lo que se necesitó del uso de otras razas para volver a revitalizarla. Ello contribuyo, en parte, a la desaparición de los patrones  tradicionales y al nacimiento de lo que hoy conocemos como britis sorthair. La raza elegida para ello fue el gato persa, lo que aumentó la paleta de colores y formó su corpulencia actual. El pelo largo del persa comenzó a aparecer en algunos ejemplares que fueron apartados de la cría del sorthair, pero que han dado lugar al tipo british longhair, aun no reconocido por la FIFe (Federación Internacional Felina) aunque sí por otras asociaciones felinas internacionales.

Descripción

Nos encontramos con una raza robusta y fuerte, con un cuerpo musculoso y, podríamos decir, grande. Su cuerpo es ancho, de tórax redondeado y lomos planos. Su cabeza es amplia y maciza, con un hocico bien definido, nariz  ancha,  corta y respingona y mofletes rellenos. Todo el perfil es redondeado y corpulento, lo que se acentúa por sus orejas pequeñas y separadas, por supuesto, de forma también redonda en su punta.  Los ojos son grandes y se encuentran separados entre sí, la paleta de colores es amplia, el más frecuente es el verde, aunque  pueden ser, incluso,  de colores dispares. Su cuello es fuerte y grueso. Las patas son cortas y fuertes, con unos pies redondos y aparentemente menudos en comparación. La cola es ancha y no demasiado larga, en consonancia con el resto del cuerpo.  Si hay una palabra que se repite en la descripción de esta raza es “ancho”. Todo en él es robusto, potente, amplio, opulento…. Ancho.

En lo relacionado al manto del british, hemos de recordar su sangre persa, que hizo que sus colores fuesen más que variados. Podemos encontrar ejemplares blancos o negros y su mezcla,  azul, el más apreciado y demandado.  Hay ejemplares rojos y sus variedades, crema, chocolate, lila…  Desde 2011 ya están reconocidos los mantos cinnamon, proveniente de su sangre birmana y su variante fawn.

En cuanto al patrón del bristish, este puede ser:

Monocolor: Solo presenta un solo color en toda la superficie. Es un color sólido, cada pelo es del mismo tono de la raíz a la punta. Como ya hemos dicho, los colores admitidos son blanco, negro, azul, rojo, crema, chocolate y lila.

Bicolor: Cualquier color de los mencionados anteriormente combinado con el blanco. Entre los patrones bicolor nos encontramos:

Tortie.- Son el resultado de la mezcla de dos colores en los que uno es la base y el otro se distribuye a modo de pinceladas. Dependiendo del color base podemos ver british black tortie, chocolate tortie, lilac tortie y blue tortie.

Calicó.- Tortie combinado con blanco.

Tipping.- con toques dorados y silver.

Tabby.- el conocido atigrado clásico.

Colorpoint.- De patrón siamés, con los típicos points repartidos en cara, orejas, extremidades y cola.

Dependiendo del porcentaje de blanco en el animal así pueden ser:

                Bicolor .- Con un 25%  a 50% de superficie blanca.

                Arlequín.- Con una superficie blanca de entre el 50% y el 75%. El resto de la capa formará pequeños parches de cualquier tonalidad.

Van.- Presenta una superficie del 75% de color blanco. El resto de la capa podrá ser de cualquier color y se distribuirá entre orejas y cola.

Carácter

Los criadores de esta raza opinan que el carácter de este animal está directamente relacionado con el color del manto. Así, aseguran que los gatos azules son algo testarudos, los plata o silver tienen un carácter sensible y los tabby son alegres y juguetones. Sin embargo, aparte de estas afirmaciones sí existen similitudes entre todos ellos.

En general el british sorthair es un gato de buen carácter, al que le gusta sentir el afecto de sus humanos, a los que adora y sigue con fidelidad allá donde vayan. Aunque es un gato tranquilo necesita su dosis de actividad y juego, de hecho es un buen compañero para los niños, con los que congeniará fácilmente. Es un gato  sociable, que podrá vivir tanto en zonas de exterior como en un piso creando buenos lazos con otros gatos y con otras especies animales, como perros.

Como buen gato es un gran cazador, por lo que su entretenimiento favorito será el acecho y derribo de piezas y juguetes. Es, definitiva un buen compañero, con una buena combinación entre docilidad y temperamento, sociable y cariñoso ,pero no empalagoso, tranquilo, pero con ratos de juego divertidos. Disfrutaremos de su compañía sin duda.

Cuidados especiales

El mayor cuidado que hemos de tener con esta raza es el control de su alimentación. Tiene tendencia al sobrepeso, por lo que deberemos controlar las cantidades que ingiere. Nuestro british ha de ser grande y robusto, no gordo. Afortunadamente es un gato al que le gusta el juego, lo que nos va ayudar a poder realizar bonitas sesiones lúdicas que le ayuden a quemar energías y calorías. 

Lo mejor es alimentarlo con un pienso seco equilibrado con un porcentaje proteico adecuado para el mantenimiento de su poderosa musculatura, los minerales para su potente osamenta y la grasa para el perfecto estado de la impermeabilidad de su pelaje. 

Necesita cepillados frecuentes para eliminar la gran cantidad de pelo muerto que genera, sobre todo en épocas de muda. La administración de malta es muy importante. Al tener un pelaje tan denso y abundante los parásitos externos encuentran excesivamente confortable el cuerpo de este gato, Los desparasitadores externos son muy importantes para evitar males mayores.

Se ha observado una cierta tendencia a sufrir cardiomiopatía dilatada, enfermedad del músculo cardiaco que no bombea la sangre de forma eficaz, y tromboembolismos, normalmente una complicación de la lesión anterior.

María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Website: www.comportamientofelino.es Email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
More in this category: « Peterbald Cartujo »

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.