Una jornada empática felina

Comportamiento felino tiene como objetivo principal aprender a comprender a nuestro gato. Para ello lo principal es mejorar la comunicación con ellos. Por ello, y para inaugurar esta página, os propongo un ejercicio de empatización con nuestros gatos. Vamos a abrir nuestras vías de comunicación y vamos a “charlar” con ellos, en su idioma. Se trata de pasar una jornada, o ...parte de ella, sin interrupciones, observando al animal, procurando entender cómo se expresa y tratando de comunicarnos con él como lo haría uno de los suyos.
Antes de ponernos a la labor lo mejor es que elijamos el momento y el ambiente adecuados. Ambos, gatos y personas, hemos de encontrarnos en un momento relajado y en un estado de salud física y síquica adecuado.
Elijamos un día tranquilo, en el que no haya previsto grandes ruidos ambientales, y preparemos todo para ser un gato durante un tiempo. Desconectaremos los aparatos electrónicos (tv, radio, teléfono, móvil, ordenador…) que puedan interrumpirnos, evitaremos en la medida de lo posible las visitas. No nos pararemos a cocinar, así que tendremos preparada con antelación una comida ligera y fría.
Procuraremos que la temperatura sea la idónea a través de la calefacción o el aire acondicionado, consiguiendo un ambiente confortable.
Nos pondremos ropa cómoda para poder pasar el día y tumbarnos en el suelo sin problema, recordad que vamos a ser gatos.
Adelante, comuniquémonos con nuestros gatos. Os propongo un horario de trabajo que nos guie durante el día.


HORARIO DE TRABAJO JORNADAS EMPÁTICAS


De 9’00 h – 12’00 h. Objetivo: Observación

Nos levantaremos y nos acercaremos al animal, pero no le vamos a saludar con un “buenos días” como solemos hacer, sino que vamos a situarnos junto a él y vamos a seguir todo lo que él haga. Si al levantarnos el gato está echado, pues nos echamos a su lado, y sigámosle la corriente en todo lo que él haga, si juega, jugamos, si duerme dormimos, todo con él y junto a él. Os encantará su asombro, nos mirará, girará la cabeza, moverá las orejas….estará realmente extrañado con nuestra “nueva faceta felina”. Pondremos la primera comida del día como siempre, pero esta vez nos sentaremos cerca y observaremos las diferentes reacciones y como interactúa con nosotros.
Tras la comida intentaremos una de las cosas más bonitas, imitar sus sonidos y observar su reacción. Fijaos en su cara cuando las escuchen y nos entiendan.

De 12’00 h – 15’00 h. Objetivo: Juego

Intentaremos que nuestro gato juegue y nos incluya en el juego. Hemos de conseguir ganarnos su confianza y que nos muestre las zonas más vulnerables de su cuerpo. Participaremos en el juego comosi fuésemos uno de su especie, emitiremos los mismos sonidos y realizaremos las mismas posturas que ellos. Recordad que somos felinos y no debemos abandonar nunca nuestro papel, no debemos mostrarnos de pie ante el animal.

De 15’00 h – 20’00 h. Objetivo: Descanso e Imitación.

Repondremos fuerzas, ya veréis como a estas horas vais a estar cansados física y mentalmente. Si es posible comeremos sentados cerca del gato. Si queremos descansar lo haremos en el sofá o incluso en el suelo, como lo haría nuestro gato, seguramente el animal se unirá a vosotros e imitará vuestra conducta.
Cuando hayamos descansado podremos seguir imitando conductas, ya veréis como cada vez las interpretáis mejor.

De 20’00 h – 24’00h. Objetivo: Observación.

Segunda comida del día, volveremos a repetir lo que hemos hecho esa mañana. Pero esta vez vamos a intentar hacer ver al gato que queremos parte de su comida, utilizando gestos y vocalizaciones, por supuesto siempre y cuando nuestro gato sea permisivo en este aspecto, no queremos un arañazo o mordida. Tras la comida la mayoría de los gatos comenzarán su momento más activo, nosotros seguiremos interactuando con el animal hasta que tenga sueño y se retire a dormir.

Desde las 24 h: Observación en la oscuridad.

Podemos observar la actividad de nuestro gato cuando cree que estamos dormidos. Descubriremos la maravillosa capacidad visual nocturna, nosotros apenas podremos verle, pero él estará actuando con total normalidad. Esta es una de las partes más bonitas y curiosas, ya que observaremos la naturaleza del gato a sus anchas.

Y después el merecido descanso. Mañana, cuando os levantéis, seguramente os duela el cuerpo y estéis cansados, pero también es cierto que miraréis a vuestro gato con otros ojos, lo haréis con “mirada felina”.

 

María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Website: www.comportamientofelino.es
More in this category: Las distancias de los gatos »

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.