Cómo limpiar orina de gato.

Todos los que tenemos gatos hemos sufrido en alguna ocasión los resultados de la eliminación inadecuada de nuestro amigo.

A la hora de poner solución al problema siempre hemos de partir del mismo punto de origen: acabar con cualquier rastro de evacuación fuera de la zona prevista para ello. Eliminar el olor a orina de gato es complejo, pero no imposible. Vamos a ver cómo podemos proceder llegado el caso:

1. Absorber.

Cuando veamos orina en una tapicería debemos buscar papel absorbente para retirarla sin frotar, dejaremos el papel el tiempo necesario para que absorba bien todo. Nos aseguraremos de que ya no queda nada de orina en la zona antes de comenzar la limpieza propiamente dicha.

2. Limpiar.
  • Sobre tapicerías.

Ante todo, seguridad. Debemos  probar todos los remedios en una zona poco visible para asegurarnos de que los productos que usamos no dañan el tejido. Y, por supuesto, realizaremos toda la operación con guantes para cuidar nuestras manos.

Preparemos una mezcla con vinagre blanco,  elegimos este tipo de vinagre y no el de color para evitar manchas posteriores. Mezclaremos 3/4 de vinagre con 1/4 de agua y empaparemos toda la mancha bien. Procederemos a frotar con suavidad para no dañar el tejido, pero lo suficientemente fuerte como para que el vinagre penetre en la tela. Dejamos actuar unos minutos y volvemos a secar con papel absorbente. El vinagre va a eliminar las bacterias causantes del mal olor.

  • Sobre otras superficies.

Si el charquito de orina no está sobre una tela, sino sobre una superficie podemos mezclar también 10 partes de legía por una de agua y atomizar. Hemos de tener cuidado,  ya que la legía puede dañar la superficie, siempre  nos aseguraremos bien antes de hacer nada irreversible

3. Desodorizar.

Cuando este ya seco esparciremos bicarbonato de sodio sobre la mancha, poniendo cuidado de que llegue a todo el tejido manchado. El bicarbonato es un desodorante natural muy eficaz, ya que absorbe muy bien los olores residuales.

Mientras el bicarbonato actúa vamos mezclando 3% de agua oxigenada con una cucharadita de nuestro lavavajillas habitual y cubriremos con la mezcla el bicarbonato, haciendo una papilla que dejaremos actuar un tiempo.  Cuando veamos la mezcla seca lo retiraremos con cuidado, podemos usar el aspirador si es necesario.

Podemos utilizar también blanqueantes de ropa a base de oxígeno. En este caso seguiremos las instrucciones del fabricante y cubriremos con él la mancha a tratar.

4. Consejos.

Ya lo hemos dicho con anterioridad, pero es importante recordar que siempre hay que trabajar con seguridad. Cuidado con las mezclas de productos, pueden dañar nuestra piel. Los guantes son un elemento de protección importante.

No debemos hacer nada irreversible. Los tejidos pueden dañarse, probar antes en una zona poco vivible. Los materiales porosos absorben con facilidad los productos, cuidado antes de esparcir nada sobre ellos sin asegurarse.

A veces, si la mancha es antigua puede que no sea eliminada a la primera oportunidad. Podemos repetir el proceso las veces que sean necesarias.

Para asegurarnos de que no hay ya orina en la zona podemos apagar la luz y usar una linterna de luz azul, desgraciadamente en ocasiones encontraremos manchas que desconocíamos.

Nunca debemos usar amoniaco, ya que este producto huele igual que su orina y estaríamos reforzando su hábito.

Si no queremos complicarnos con remedios caseros, podemos encontrar en el mercado limpiadores específicos para orina de gato. Se tratan de limpiadores enzimáticos que se usan directamente sobre la mancha y que no resultan tóxicos para nuestro gato.

Y LO MÁS IMPORTANTE. Debemos buscar la causa de la eliminación inadecuada siguiendo el proceso habitual: Buscar y tratar el origen del problema partiendo siempre de la solución a los problemas físicos.

María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Website: www.comportamientofelino.es

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.