Listado de plantas consideradas venenosas para los gatos

Las plantas consideradas como venenosas para los gatos son aquellas que poseen en el interior de sus tallos savia blanca, de aspecto lechoso. Si esta sustancia es ingerida por nuestros compañeros puede provocar serios problemas, al resultar muy irritante para ellos. Antes de adquirir un nuevo ejemplar para nuestro hogar preguntad y aseguraos.
A continuación os pongo una relación de las más comunes, por orden alfabético:
ACEBO: Partes venenosas: Tanto las hojas como los frutos de esta hermosa planta invernal. Con dos de los pequeños frutos ya sería suficiente para ver los primeros síntomas.
ADELFA: Partes venenosas: Todas las partes de la adelfa son altamente tóxicas.
AMARILIS: Partes venenosas: Los bulbos de amarilis son muy tóxicos, como sucede en la gran mayoría de plantas bulbosas.
CALADIO: Partes venenosas: Todas las partes de absolutamente todas las especies de esta planta son altamente tóxicas.
CICLAMEN: Partes venenosas: En toda la planta, pero sobre todo en la raíz, se encuentra una sustancia llamada ciclamina, que es un fuerte purgante muy tóxico para los animales.
CLIVIA MINIATA: Partes venenosas: Todas las partes de la Clivia Minata resultan tóxicas debido a la presencia de oxalato de calcio.
COSTILLA DE ADÁN: Partes venenosas: Toda la planta, a excepción de los frutos, resulta venenosa por tener también oxalato de calcio en su composición.
CROTÓN: Partes venenosas: Por el interior de esta planta circula un látex altamente tóxico, con cuyo contacto ya se produce irritación y cuya ingesta es bastante preocupante.
DIFENBAQUIA: Partes venenosas: Al igual que el crotón posée un látex blanco en su interior bastante perjudicial. Por lo tanto, todas las partes de la planta son tóxicas, pero especialmente las hojas y el tallo.
ESPATIFILLO: Partes venenosas: Toda la planta resulta perjudicial. Como sucede con las dos anteriores, son plantas que resultan irritantes para el gato desde el primer momento, lo que hace que este deje de ingerirlas casi inmediatamente, afortunadamente.
FILODENDRO: Partes venenosas: Todas las partes de todas las especies de filodendros son perjudiciales para los gatos.
FLOR DE PASCUA: Partes venenosas: Todas las partes de la planta son tóxicas, en especial el látex que circula por su interior.
HIEDRA: Partes venenosas: Todas las partes de la planta son ligeramente tóxicas. Cuidado, los frutos son de una toxicidad extrema.
HORTENSIA: Partes venenosas: Tanto las hojas como las flores son perjudiciales y pueden llegar a ser peligrosas.

IPOMEA. CORREHUELA. CAMPANILLA: Partes venenosas: Las semillas y raíces de la mayoría de las especies de esta planta son muy tóxicas. El resto de la planta tiene un fuerte efecto purgante.
JACINTO: Partes venenosas: Como en casi todas las bulbosas, la parte perjudicial de la planta es el bulbo.
LIRIO: Partes venenosas: Todas las partes del lirio son venenosas, incluso su polen.
MARIHUANA: Partes venenosas: Toda la planta es tóxica. Incluso el humo de los cigarros de “consumo humano” pueden afectar a la coordinación motora del animal.
MUÉRDAGO: Partes venenosas: aunque es necesario ingerir una buena cantidad de ellos, los frutos del muérdago son relativamente tóxicos, por ello lo incluimos en esta relación.
NARCISO: Partes venenosas: Es bulbosa, por lo tanto es esta p arte la más perjudicial para nuestros gatos. Ya el contacto directo con esta parte de la planta, en cualquiera de sus variedades, puede causar dermatitis al gato.
POTOS: Partes venenosas: ya únicamente masticar cualquier parte de esta planta puede provocar irritaciones, tanto en el paladar o lengua, como en todas aquellas zonas del cuerpo en las que vaya entrando en contacto.
RICINO: Partes venenosas: El principal efecto venenoso de la planta se encuentra en las semillas de ricina. De hecho es también uno de los venenos más conocidos para humanos.
RODODENDRO: Partes venenosas: Las más pequeña dosis de las flores y hojas de esta planta ya tiene efectos alucinógenos para los gatos.
TEJO: Partes venenosas: Toda la planta, salvo ese aro rojizo que envuelve las semillas, es tremendamente tóxica. No solo es perjudicial para los gatos, las personas, perros y caballos que toman esta planta y no toman las medidas necesarias mueren a las pocas horas.
TULIPÁN: Partes venenosas: De nuevo una bulbosa, luego el bulbo del tulipán es la parte más tóxica de la planta.

 

María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Website: www.comportamientofelino.es

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.