Cómo actuar frente a un gato herido

Muchas veces nuestra rapidez a la hora de actuar frente a un animal herido marca la diferencia entre la vida y la muerte. Sin embargo ello no quiere decir que no debamos extremar las precauciones a la hora de actuar.
Cuando nos encontremos con un gato accidentado debemos ser raudos, pero precavidos. Primero, por nuestra propia seguridad, hemos de recordar que estamos ante un animal es un tremendo estado de nerviosismo y, posiblemente, con bastante dolor, por ello no debemos perder nunca de vista ni su boca ni sus uñas, ya que es fácil que al intentar manipularlo se muestre agresivo con nosotros.
Si es posible, es importante buscar siempre ayuda de una segunda persona que nos ayude en el traslado del gato al veterinario cuanto antes. En caso de no poder hacerlo intentaremos manipular lo menos posible al animal para reducir el riesgo de lesiones producidas por un traslado deficiente.
Para trasladar al animal lo mejor es tomar al gato con ambas manos, una a la altura del lomo y otra a la altura del cuello, levantándolo e intentando que el cuerpo esté lo mas recto posible para prevenir posibles lesiones medulares. Si tenemos a mano un transporte adecuado para animales y podemos desmontarlo para introducir al gato sin problemas lo usaremos, sino, improvisaremos una camilla de emergencia que nos permita llevar al gato lesionado al veterinario lo antes posible y de una forma segura.
Muy importante, recordemos que la mejor opción en estos casos es siempre la visita a un profesional cualificado que valore el estado del gato. Aunque no lo parezca a simple vista, existen muchas lesiones que no podemos ver y que pueden costar la vida al animal si no contamos con la ayuda adecuada.

María Jesús Sánchez González

María Jesús Sánchez González es terapeuta felina en Valladolid. Aborda casos de problemas de comportamiento con flores de Bach.

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.