Sobre Comportamiento Felino.

 

Cuentan los libros de historia felina que el gato convive entre nosotros, los humanos, desde hace miles de años. Sin embargo hace apenas 50 años que lo hace con nosotros. Aunque parezca lo  mismo hay grandes diferencias entre ambas situaciones. Los gatos que antes vivían en los tejados de las casas de nuestros abuelos ahora han entrado en nuestros pisos para quedarse, y lo han hecho por la puerta grande. Cada vez son más los hogares que cuentan con uno o más gatos entre sus habitantes. Esto puede llevarnos a pensar que ocupan un lugar privilegiado dentro del grupo de animales consideradas como de compañía. Sin embargo no es así, las mismas estadísticas nos informan del incremento en el número de abandonos felinos en los últimos años. Los argumentos utilizados para hacerlo son, casi siempre originados por la falta de entendimiento entre los habitantes de los hogares.

Los gatos son animales tremendamente inteligentes y capaces de adaptarse a nuestro entorno, aunque su especial forma de ser los convierte en verdaderos retos educativos. Eso es precisamente lo que más nos atrae de ellos, pero también lo que más sinsabores nos crea. Conviven con nosotros, pero no son mascotas, son compañeros que eligen quedarse a nuestro lado para disfrutar de una convivencia tranquila y en armonía. Desgraciadamente esto no siempre se consigue fácilmente y es entonces cuando sobrevienen los problemas.

El mundo de la etología felina se centra, según palabras de Stephen Budiansky, en explicar los misterios creados alrededor del gato. Durante miles de años los gatos han sido objeto de múltiples supersticiones creadas por la mente de los seres humanos. Hasta hace poco los investigadores “serios” del comportamiento animal no prestaban atención a los animales considerados domésticos y estudiar a simples “gatitos” era algo que resultaba poco interesante.  Este prejuicio de los propios expertos hizo que durante muchos años hubiese un vacío bibliográfico en lo referente al comportamiento felino y el conocimiento verdaderamente científico del gato y su evolución y adaptación. La falta de estudios serios propició en gran medida el mantenimiento de todos los mitos que consideran al gato animal místico y portador de sentidos extrasensoriales que le otorgan esa aura de misterio que aún hoy posee.

Su inteligencia, sensibilidad y su apasionante evolución y adaptación han hecho que, afortunadamente, hoy existan a nivel mundial grandes conocedores del comportamiento felino que nos ayudan a comprender en gran medida todos y cada uno de los actos de este hermoso animal que mantiene un pie en nuestro hogar conservando otro en la selva de la que proceden.

Comportamiento Felino parte del hecho de que la base de una buena convivencia es siempre la educación, independientemente de las especies “obligadas” a convivir.  Curiosamente, por norma general los humanos consideramos problemas aquellos comportamientos innatos en nuestro gato, pero que se vuelven inconvenientes para nuestro modo de vida. No cabe duda de que el gato tiene que poder seguir siendo gato, incluso viviendo de forma exclusiva en el interior de una casa, pero para que dos seres tan distintos puedan llevar una convivencia pacífica es necesario algo de aprendizaje y de adaptación por ambas partes. El humano debe aprender a relacionarse con su gato, a interpretar todas y cada una de sus acciones, solo así será capaz de entender el porqué del comportamiento de su compañero y de aprender a ofrecer al gato un entorno adecuado y feliz. Por otro lado el gato también va a aprender de las experiencias vividas a lo largo de su vida y, dependiendo de esas experiencias así será su comportamiento habitual. En resumen, para que un gato y un humano se conviertan en una mutua compañía agradable es necesario que ambos aprendan cómo es el caracter del otro, se comuniquen y se respeten. Siempre partiendo de ese respeto y del cariño hacia nuestro amigo, el  humano ha de convertirse en la compañía perfecta para su gato y ha de saber entender la naturaleza de su minino para ofrecerle todo lo necesario para su correcto desarrollo físico, mental y emocional.

La etología sirve para acercar posturas diferentes. Cuando obligamos a uno de las dos partes a hacer sola el camino estamos creando una situación tensa y desagradable para esta y generando, sin quererlo, un estrés innecesario que puede devenir en finales nada aconsejables. El camino ha de recorrerse de forma conjunta, el hombre entendiendo y respetando al felino con el que convive y el gato aprendiendo a disfrutar de su humano desde el respeto y el cariño mutuo.

Mª Jesús Sánchez González.

Comportamiento felino.

 

Encuéntrame en Facebook

Comportamiento Felino

Comportamiento Felino es una iniciativa de María Jesús Sánchez González.