¿Cómo domesticar a un gato? ¿Se puede domesticar un animal salvaje? 7 pasos críticos revelados

 

 

 


Índice

  1. ¿Cuál es la diferencia entre un gato salvaje y un gato callejero?
  2. ¿Qué debes hacer si encuentras un gato salvaje?
  3. ¿Se pueden domesticar los gatos salvajes?
  4. Decidir si socializar a un gato salvaje o no
  5. ¿Cómo domesticar a un gato?
    1. 1. Observe el estado general del gato
    2. 2. Deje que el gato se adapte lentamente a su presencia
    3. 3. Haz contacto con el gato
    4. 4. Lleva al gato al veterinario
    5. 5. Respeta tu espacio
    6. 6. Continúe dominando con la comida
    7. 7. Preséntelo lentamente a otras personas
  6. ¿Los gatos salvajes representan riesgos para la salud de usted y/o sus mascotas?
  7. Conclusión
  8. Preguntas frecuentes
  9. ¿Es posible domesticar a un gato callejero?
  10. ¿Cómo consigues que un gato se acerque a ti?
  11. ¿Cuánto tiempo se tarda en domesticar a los gatos?
  12. ¿Puede un gato callejero convertirse en gato doméstico?

/a

 

Casi todos los días podemos ver gatos deambulando buscando comida, pero en el momento en que nos acercamos a ellos para ofrecerles comida fresca y agua, huirán y se esconderán lo más rápido que puedan.

Muchos amantes de los animales que se encuentran en esta situación se preguntan si los gatos callejeros y asilvestrados se pueden domesticar.

Entonces, en caso de que esté pensando en ayudar a un gato callejero o asilvestrado cercano, este artículo puede guiarlo con los primeros pasos críticos sobre cómo domesticar a un gato.

¿Cuál es la diferencia entre un gato salvaje y un gato callejero?

No es raro que pensemos que los gatos salvajes y los gatos callejeros son lo mismo, pero en realidad, hay varias características que los diferencian. Básicamente, son gatos como nuestros más queridos amigos felinos de casa.

Pero si profundizas y encuentras algo de tiempo interactuando con ambos tipos de gatos, no tardarás en darte cuenta de que la mayor diferencia entre ellos es su nivel de socialización con los seres humanos.

Un gato callejero es simplemente, como su nombre indica, uno que ha sido descargado al aire libre. Los gatos callejeros son gatos previamente domesticados que se perdieron o fueron abandonados.

Como resultado, si quieren vivir, no tienen más remedio que valerse por sí mismos y prosperar al aire libre expuestos a los elementos y otros animales.

Dado que los gatos callejeros alguna vez tuvieron un hogar, están acostumbrados a interactuar con los humanos, por lo que pueden acercarse a nosotros en busca de comida e incluso permitirnos tocarlos o acariciarlos.

Los gatos callejeros también pueden exhibir comportamientos acogedores, como maullar y ronronear, y también establecerían contacto visual con los humanos. Incluso pueden ser los primeros en iniciar una interacción amistosa con nosotros.

Los gatos salvajes, por otro lado, viven al aire libre toda su vida. Nacieron en estado salvaje y nunca fueron socializados con humanos o tuvieron muy poco contacto con nosotros.

Los gatos salvajes probablemente sean descendientes de otros gatos salvajes o incluso de gatos callejeros. Generalmente, evitarían las interacciones humanas, ya que nos ven como depredadores potenciales, al igual que ven a otros animales grandes.

Los gatos salvajes también parecen asustados o vacilantes con los humanos y probablemente mostrarán gestos protectores como permanecer agachados en el suelo o agacharse.

Además, los gatos salvajes a menudo exhiben poco o ningún contacto visual con los humanos. Y por lo general viven en colonias en edificios abandonados, depósitos de chatarra y otras áreas cercanas a una fuente de alimento, como un restaurante.

¿Qué debes hacer si encuentras un gato salvaje?

Ya sea que un gato salvaje haya llegado a su jardín o que vea uno caminando con frecuencia por su vecindario, existen algunos pasos sencillos que pueden seguir para asegurarse de que tanto usted como el gatito estén a salvo.

Recuerde que los gatos salvajes nunca se han vinculado con los humanos, por lo que muchas veces nos consideran depredadores. Por lo tanto, podrían silbarnos, arañarnos o incluso atacarnos para protegernos, incluso si no pretendemos hacerles ningún daño.

Y dado que los gatos salvajes han vivido al aire libre toda su vida, están expuestos a todos los elementos, incluidos virus, bacterias y otros patógenos oportunistas.

 

Por lo tanto, incluso si el gato no muestra signos de enfermedad, todavía existe la posibilidad de que ya esté incubando. Por lo tanto, debes mantener una distancia segura y nunca tocarlo ni levantarlo inmediatamente, incluso si quieres hacer todo lo posible para ayudarte.

Además, si un gato salvaje ha aparecido aleatoriamente en su jardín, es más seguro llamar al control de animales local para evitar el riesgo de ser mordido o arañado.

Mientras esperas su respuesta, puedes dejar un plato de comida y agua fresca cerca para que él pueda verlo, alejarte a una distancia segura y dejarlo actuar a su propio ritmo.

¿Se pueden domesticar los gatos salvajes?

Domar gatos salvajes es un proceso lento y difícil, pero se puede lograr. Es posible domesticar y adoptar gatos salvajes como mascotas domésticas, pero esto también depende de varios factores, como la edad del gato, su personalidad, sus experiencias en la naturaleza y el grado de contacto humano.

Aparentemente, será más difícil domesticar a los gatos salvajes mayores que a los más jóvenes. Podemos decir que los gatos salvajes mayores que han pasado años en la naturaleza se han adaptado y asentado más a sus condiciones de vida en comparación con los gatitos o los gatos salvajes más jóvenes que todavía están aprendiendo a vivir de forma independiente.

Sin embargo, es posible que algunos gatos salvajes nunca se sientan cómodos con la interacción humana, incluso después de varios meses. Y no serán tan dóciles y amigables como los gatos domesticados. Es posible que los gatos salvajes nunca deseen vivir en interiores, pero pueden vivir en un espacio menos cerrado, como un garaje, un cuarto de servicio o un cobertizo de fácil acceso, siempre y cuando no haya humanos alrededor.

Además, otros gatos salvajes pueden ser domesticados, pero solo se vincularán con el humano que socializó con ellos. Por tanto, no son buenos candidatos para la adopción. También es más fácil domesticar gatos salvajes que han vuelto a tener un comportamiento salvaje que gatos salvajes que nunca han tenido interacción humana.

Decidir si socializar a un gato salvaje o no

Antes de empezar a socializar con un gato salvaje, primero debes considerar tu objetivo. ¿Te gustaría socializar a un gato salvaje con el objetivo final de encontrarle un nuevo hogar? Como se mencionó anteriormente, si bien los gatos salvajes pueden vincularse con los humanos, solo pueden hacerlo con las personas que los domesticaron.

Cuando se los coloca en otro lugar con otros humanos, pueden retroceder y actuar como antes. Por lo tanto, los gatos salvajes que no han tenido ninguna interacción con humanos en el pasado no son aptos para la adopción, a menos que los adoptantes sean quienes los socializaron.

Si planeas alimentar al gato regularmente sin la intención de adoptarlo eventualmente, puedes asumir el papel de cuidador. Puede llamar al control de animales de su área, a grupos de voluntarios u organizaciones con experiencia en TNVR o atrapar-castrar-vacunar-devolver. Puede intentar comunicarse con organizaciones como Humane Society y ASPCA .

TNVR ayuda a controlar la población de gatos salvajes y, al mismo tiempo, les permite continuar viviendo la vida a la que estaban acostumbrados al devolverlos a sus colonias después del procedimiento. De esta manera, podrán vivir sus días en el entorno en el que se sientan más cómodos sin que usted tenga que preocuparse por embarazos no planificados en el camino.

 

Como cuidador de la colonia, puedes proporcionar comida, agua y refugio a los gatos sin necesariamente tocarlos o acariciarlos, a menos que ellos lo inicien. Al hacerlo, también garantizará la salud de los gatos y se asegurará de que estén bien alimentados.

Alternativamente, si has vinculado con el gato durante algún tiempo y ya te ganaste su confianza. Puede que no necesites atraparlo ya que ya puedes tocarlo sin peligro de que te arañe. En este caso, simplemente puede acudir al veterinario para su procedimiento de esterilización/castración y vacunación.

Después de la cirugía y su inyección, se le recomendará que coloque al gato en reposo en jaula para asegurar su recuperación más rápida y evitar infecciones. Después de unos días o una semana, puedes liberarlo en su escondite habitual y/o llevarlo de regreso con sus aliados gatos callejeros. Onlyfans gratis de Chicos y Chicas Trans

Además, es importante considerar la salud del gato antes de decidir socializarlo. Al observar al gato salvaje a distancia, puedes tener una idea de si está enfermo o perfectamente bien. Puede estar atento a los síntomas de la rabia, que incluyen babeo, pérdida de control muscular, agresión y otros comportamientos extraños.

Además, aunque el gato parezca sano, nunca hay que descartar la posibilidad de que pueda ser portador de leucemia felina o del virus de la inmunodeficiencia felina. Así que evita acercarte a él. Cámbiate de ropa y lávate las manos después de cualquier contacto con cualquier gato salvaje, especialmente si tienes gatos de interior en casa.

¿Cómo domesticar a un gato?

Domar a un gato salvaje lleva tiempo. Tienes que ganarte tu confianza poco a poco. Evite apresurarse, porque cualquier movimiento en falso puede llevarlo de nuevo al punto de partida. Y definitivamente no querrás empezar de nuevo.

Dicho esto, si bien es difícil y lleva tiempo domesticar a un gato salvaje, aún es posible. A continuación se presentan siete pasos que lo guiarán en la dirección correcta para domesticar y/o domesticar a un gato salvaje:

1. Observe el estado general del gato

Primero conoce al gato durante unos días para determinar si no puedes acercarte a él o no. Si cree que es peligroso o está enfermo, es más seguro mantener la distancia y llamar al centro de control de animales oa la sociedad humanitaria.

También puedes observar el lenguaje corporal del gato en busca de señales. Algunas señales de que debe retroceder son orejas aplanadas hacia atrás, colas cambiantes, espalda arqueada y pelaje erizado.

Un gato relajado y contento, por otro lado, tiene las orejas inclinadas hacia adelante y la cola en el aire. Un gato también relajado tendrá su pelaje plano, e incluso puede tumbarse en el suelo, estirarse y rodar sobre su espalda.

Como se mencionó anteriormente, también debe estar atento a los signos de enfermedad. Los gatos y gatitos salvajes generalmente no están vacunados, por lo que pueden correr el riesgo de contraer el mortal virus de la rabia, así como otras infecciones virales felinas.

2. Deje que el gato se adapte lentamente a su presencia

Deja que el gato dé el primer paso. Y una vez que se acerca a ti, brinda una interacción positiva. Deja que el gato se sienta cómodo con el sonido de tu voz y con tu presencia. Si parece dispuesto a domesticarlo, siéntese cerca de él y háblele con voz suave y gentil.

 

En este momento, puedes empezar a establecer una rutina positiva con el gato salvaje con la ayuda de sabrosa comida enlatada o croquetas crujientes. Aliméntalo a la misma hora y en el mismo lugar todos los días. Él comenzará a confiar en ti a medida que pasen los días y comenzará a asociarte con la experiencia positiva de comer.

Permanezca cerca mientras el gato viene y observa desde la distancia. Una vez que se acostumbre a tu presencia, déjalo acercarte a ti para buscar su comida. Evite tener contacto visual con él porque puede verlo como un acto de agresión.

Además, debes evitar tocar o coger al gato hasta que se sientas que está preparado. Puedes seguir señales de sus reacciones. Si él retrocede, tú también debes retroceder. Nuevamente, tenga paciencia y avance de manera lenta pero segura. Si te mueves demasiado rápido, él puede actuar a la defensiva, lo que puede llevar a arañarte o incluso morderte.

3. Haz contacto con el gato

Una vez que notes que el gato está más relajado con tu presencia, puedes intentar tocarlo lentamente. Sin embargo, para estar seguro, es mejor si puedes usar guantes gruesos, mangas largas y pantalones largos para minimizar la posibilidad de que te rasquen o muerdan.

A medida que se sienta más cómodo con tu presencia, puedes intentar levantarlo con una toalla o una manta. Puede que le lleve mucho tiempo llegar a este punto. Y es posible que algunos gatos nunca sean lo suficientemente domesticados como para permitir que los humanos los recojan. Realmente depende del gato.

4. Lleva al gato al veterinario

Una vez que finalmente puedas manejar al gato, llévalo al veterinario de inmediato. Esto es importante, especialmente si planeas llevarlo a casa y tienes otras mascotas en casa.

En el veterinario, puedes evaluar su salud, vacunarlo, hacerle pruebas para detectar infecciones virales felinas comunes y realizar cualquier otro tratamiento que pueda necesitar.

También puedes preguntarle al veterinario sobre tratamientos contra pulgas y desparasitaciones, ya que el gato ha estado viviendo al aire libre toda su vida.

Dependiendo de su edad, también puede programar su procedimiento de esterilización o castración para prevenir el nacimiento de gatitos salvajes. Esto es importante ya sea que pretendas adoptarlo o devolverlo a su colonia.

5. Respeta tu espacio

Una vez que le hayas dado la bienvenida a tu casa, asegúrate de que tengas su propio espacio al que pueda correr cuando quiera esconderse.

Lo más probable es que quiera estar solo, especialmente durante los primeros días, ya que todavía se está adaptando a su nuevo entorno de vida. Darle su propio espacio también evita que ella se vea acorralada.

También debes evitar darle un espacio enorme, ya que también puede resultar abrumador. Una habitación pequeña, con comida fresca, agua y una caja de arena es suficiente .

Sin embargo, debes asegurarte de que la habitación sea a prueba de gatos retirando objetos frágiles o potencialmente dañinos, como cables que podrían masticarse.

 

6. Continúe dominando con la comida

Esta vez, puedes dejar que lama la comida de tu dedo. También puedes acariciarlo mientras vienes y luego, lentamente, pasar a acariciarlo sin comida.

También es posible que desees comenzar una sesión regular de caricias con él una vez que haya terminado de comer y esté satisfecho. De esta manera, eventualmente podrás tocarlo cuando quieras, y él aún lo disfrutará incluso si no hay comida involucrada.

7. Preséntelo lentamente a otras personas

Si estás domesticando al gato salvaje para adoptarlo, debes asegurarte de que socialice con otras personas además de ti. Por lo tanto, debes comenzar a permitir que una persona a la vez pase momentos con él.

Al igual que lo que hiciste con él, estas personas deben comenzar a alimentarlo con un plato y eventualmente con los dedos.

Con el tiempo, se acostumbrará a sus voces, olores y acciones. Entonces, cuando llegue el momento, podrán sentirse cómodos fácilmente con sus nuevos padres peludos.

¿Los gatos salvajes representan riesgos para la salud de usted y/o sus mascotas?

Es difícil para nosotros, los humanos, contraer una enfermedad de los gatos salvajes, ya que no estamos en contacto frecuente con ellos, y las enfermedades felinas generalmente se transmiten solo entre gatos.

Sin embargo, los gatos salvajes pueden transmitir enfermedades, gusanos e infecciones virales, y pueden transmitir estas infecciones a los gatos domésticos en casa.

También debes tener en cuenta que los gatos son territoriales, por lo que tanto los gatos salvajes como los de interior pueden estresarse por la compañía del otro. Pueden pasar semanas o incluso meses hasta que se lleven bien.

En algunos casos, es posible que nunca toleren la presencia del otro. Por lo tanto, es posible que tengas que reubicar al gato salvaje en otro lugar o puedas comenzar a socializarlo con otros posibles adoptantes.

Conclusión

La mayoría de los gatos salvajes pueden huir si ven humanos acercándose a ellos. Sin embargo, con paciencia y un horario de alimentación regular, es posible domesticarlos y domesticarlos con el objetivo final de tenerlos como mascotas domésticas.

Por supuesto, esto depende del gato. Como se mencionó anteriormente, los gatos salvajes adultos son más difíciles de domesticar porque ya están acostumbrados a vivir de forma independiente sin contacto humano. Sin embargo, todavía es posible domesticarlos.

Sin embargo, si desea ayudar a los gatos salvajes adultos, puede atraparlos, castrarlos, vacunarlos y devolverlos a sus colonias, en lugar de adoptarlos y mantenerlos adentro. También puedes actuar como su cuidador dándole comida y agua con regularidad, y velando por su salud y estado general.

Puede que nos cueste aceptarlo, pero algunos gatos son más felices viviendo al aire libre. Y lo mejor que podemos hacer para ayudarlos a controlar su población, ayudarlos a darles comida y agua con regularidad y velar por su salud incluso desde lejos.

Preguntas frecuentes

¿Es posible domesticar a un gato callejero?

Es posible que tengas la posibilidad de domesticar o domesticar a un gatito salvaje . Sin embargo, generalmente no se recomienda domesticar a un gato salvaje y, por lo general, no es posible domesticar a un gato adulto. Los gatos salvajes no están acostumbrados al contacto humano y probablemente nunca serán tan dóciles y amigables como un gato domesticado.

¿Cómo consigues que un gato se acerque a ti?

Para entrenar a un gato para que se acerque a usted, comience parándose a varios pies de distancia de él. Luego, diga una frase como “¡Ven aquí!” o “¡Golosinas!” Tan pronto como tu gato se acerca a ti, dale una golosina, un juguete o cualquier otra recompensa que le guste. Luego, retroceda unos metros más y repita el ejercicio.

¿Cuánto tiempo se tarda en domesticar a los gatos?

Además de ser un desafío, domesticar a un gato salvaje puede llevar mucho tiempo: los gatitos salvajes pueden ser domesticados en tan solo dos a seis semanas , pero puede pasar un año o más antes de que un gato salvaje adulto sea domesticado.

¿Puede un gato callejero convertirse en gato doméstico?

Sí, ese gato callejero o callejero puede convertirse en tu querido gato doméstico , pero hay algunas advertencias que debes considerar. Primero, comprenda la diferencia entre un gato callejero, un gato callejero y un gato salvaje. A menudo es imposible saberlo a primera vista. Ambos tipos de gatos pueden parecer asustadizos cuando te acercas a ellos por primera vez.


Publicaciones Relacionadas:

  1. ¿Pueden los gatos comer pan? ¿Es seguro para ellos?
  2. Guía esencial de nutrición felina
  3. 5 razones para esterilizar o castrar a tu mascota
  4. ¿Pueden los gatos llorar? ¿Ellos también sufren depresión? ¡Descúbrelo aquí!

¿Cómo domesticar a un gato? ¿Se puede domesticar un animal salvaje? 7 pasos críticos revelados

¿Cómo domesticar a un gato? ¿Se puede domesticar un animal salvaje? 7 pasos críticos revelados

Índice ¿Cuál es la diferencia entre un gato salvaje y un gato callejero?

gatos2

es

https://comportamientofelino.es/static/images/gatos2-como-domesticar-a-un-gatoja-se-puede-domesticar-un-animal-salvajeja-7-pasos-criticos-revelados-2457-0.jpg

2024-01-22

 

¿Cómo domesticar a un gato? ¿Se puede domesticar un animal salvaje? 7 pasos críticos revelados
¿Cómo domesticar a un gato? ¿Se puede domesticar un animal salvaje? 7 pasos críticos revelados

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20