¿Está tu gato listo para cruzar el puente arcoíris? 11 posibles señales de que tu gato está muriendo

 

 

 


Índice

  1. ¿Cómo puedes saber si tu gato se está muriendo?
  2. Causas comunes de muerte en gatos mayores
    1. Vejez
    2. Enfermedad cardiaca
    3. Cáncer
    4. Nefropatía
    5. Insuficiencia hepática
  3. 11 posibles señales de que tu gato está muriendo
    1. 1. Encontrar consuelo en la soledad
    2. 2. Temperatura corporal más baja
    3. 3. Problemas para llegar o utilizar la caja de arena
    4. 4. Frecuencia cardíaca y respiración bajas
    5. 5. Cambios de comportamiento
    6. 6. Dormir más de lo habitual
    7. 7. Falta de energía
    8. 8. Falta de interés por comer y beber
    9. 9. Olor diferente
    10. 10. Falta de interés por arreglarse
    11. 11. Pérdida de peso extrema
  4. Cómo consolar a tu amado gato durante sus momentos finales
  5. ¿Cuándo decirle adiós a tu gato moribundo?
  6. Conclusión

/a

 

Como padre de un gato, es difícil incluso leer un artículo sobre las señales de que su gato está muriendo. Pero al igual que nosotros, los humanos, nuestros amigos felinos también viven una vida prestada.

Tarde o temprano tendrán que cruzar el puente del arcoíris. Y como padres de sus mascotas, conocer estos signos puede permitirnos ayudar a nuestros queridos gatos a estar lo más cómodos posible durante este momento difícil.

¿Cómo puedes saber si tu gato se está muriendo?

La muerte es inevitable , y es un hecho triste sobre la vida humana y animal que llegue tarde o temprano.

Muchos dueños de gatos pueden dar fe de lo difícil que es ver a su querido amigo peludo llegar al final de su vida.

Algunos gatos morirán inesperadamente, mientras que otros morirán pacíficamente mientras duermen. El comportamiento de un gato que se acerca a la muerte varía, pero muchos gatos exhibirían ciertos comportamientos y mostrarían señales antes de cruzar el puente del arcoíris.

Algunos de los signos comunes de la muerte de un gato son cambios notables en su temperamento habitual, un aumento notable en su comportamiento de esconderse, una disminución en el apetito por la comida o el agua y cambios en su apariencia general.

Los gatos moribundos pueden tener una apariencia descuidada y mal olor . Pueden verse apagados y tener pelaje enmarañado, ojos vidriosos o dilatados y una apariencia “hundida”.

Además, también pueden tener olor a orina o heces en el cabello, y pueden tener dificultad para respirar y convulsiones.

Causas comunes de muerte en gatos mayores

La salud de un gato comienza a deteriorarse lentamente a medida que envejece y avanza hacia la vejez . Si bien muchos gatos mueren simplemente por vejez, algunos lo hacen debido a enfermedades crónicas, que pueden comenzar cuando son más jóvenes.

Para ayudarlo a comprender mejor lo que le espera, a continuación se detallan algunos de los problemas de salud comunes que puede experimentar un gato anciano y que potencialmente podría soportar hasta su lecho de muerte:

Vejez

Si bien la vejez no es un problema de salud, algunos gatos simplemente se deterioran después de vivir durante un período prolongado. Al igual que los humanos, los gatos geriátricos comienzan a reducir el ritmo para afrontar las luchas cotidianas.

 

Algunos gatos mayores pueden sufrir distensiones musculares, movilidad reducida, una marcada disminución de peso o cambios repentinos en el apetito. Si su gato muestra estos síntomas, es posible que esté enfermo o muriendo debido a su edad.

Enfermedad cardiaca

Las enfermedades cardíacas son comunes en los gatos mayores . Estos problemas cardíacos no sólo afectan a los gatos, sino que los medicamentos necesarios para controlar los efectos en su corazón también pueden provocar otras enfermedades.

Los gatos mayores que padecen enfermedades cardíacas pueden notar cambios en la respiración y experimentar debilidad corporal, jadeos y debilidad en las extremidades traseras.

Si su gato tiene una enfermedad cardíaca y comienza a presentar estos síntomas, puede ser el momento de hablar con su veterinario sobre la calidad de vida de su mascota.

Cáncer

Aunque el cáncer se puede tratar con muchos métodos, puede provocar efectos secundarios graves en los gatos mayores. Los gatos pueden sufrir varios tipos de cáncer y pueden experimentar un deterioro de su salud dependiendo del tipo de cáncer que tengan.

Un gato anciano con cáncer puede experimentar malestar gastrointestinal, pérdida de peso, letargo, desorientación, vocalización y falta de apetito.

Si nota alguno de estos síntomas, podría considerar comunicarse con un proveedor de cuidado de animales sobre la calidad de vida de su gato.

Nefropatía

Los problemas renales son extremadamente comunes en los gatos mayores. Aunque la enfermedad renal se puede controlar médicamente, esta enfermedad progresiva puede afectar la salud general de un gato.

En casos graves, los gatos que sufren insuficiencia renal pueden experimentar pérdida de peso, diarrea, vómitos, falta de apetito, mal aliento y debilidad corporal.

Insuficiencia hepática

El problema hepático es otra afección común que afecta el bienestar de los gatos mayores. Si tu gato sufre problemas hepáticos, puede tener anemia y también puede experimentar debilidad corporal, falta de apetito y pérdida extrema de peso.

Si tu gato tiene problemas hepáticos y está experimentando un deterioro importante en su salud, es importante que contactes con tu veterinario sobre la posibilidad de despedirte.

11 posibles señales de que tu gato está muriendo

Los gatos son expertos en ocultar el dolor o en ocultar su enfermedad a sus padres peludos. Por lo tanto, como dueño de un gato, es posible que no notes los primeros signos de progresión de la enfermedad de tu gato, pero hay varios signos que pueden indicarte que algo anda mal y que no debes dar por sentado.

A continuación se muestran 11 señales de que su gato puede estar acercándose al final de su vida:

1. Encontrar consuelo en la soledad

Los gatos intentarán encontrar un lugar tranquilo para estar solos cuando estén gravemente enfermos. Esto recuerda la época de sus antepasados ​​en la naturaleza, cuando era más seguro mantenerse alejado del peligro, especialmente de los depredadores.

 

Cuando su gato, que alguna vez fue sociable, de repente busca refugio de estar solo y no quiere interactuar, esto puede indicar que está a punto de morir y que morirá por el bien de su salud y felicidad.

2. Temperatura corporal más baja

La temperatura de un gato sano ronda los 102,5 Fahrenheit o 37-38 grados Celsius. Mientras se prepara para morir, su temperatura puede bajar más que esto.

A medida que el corazón de un gato se debilita, sus otros órganos comenzarán a deteriorarse debido al flujo sanguíneo inadecuado proveniente de su corazón que alguna vez estuvo sano. Esto puede provocar una caída de la temperatura corporal.

Si se siente cómodo tomando la temperatura corporal de su gato a través de su oído o trasero (usando un termómetro de oído o un termómetro rectal digital, respectivamente), este puede ser un momento ideal para verificarlo.

Usar un termómetro ayudará a detectar cualquier problema con tu gato. Si no tienes uno, puedes sentir las almohadillas de las patas de tu gato. Deben estar calientes.

3. Problemas para llegar o utilizar la caja de arena

A los gatos enfermos a veces les resulta difícil llegar a su caja de arena en el momento adecuado, por lo que pueden empezar a orinar y defecar en zonas que de otro modo es poco probable que sucedan. Blog sobre psicologia

Es posible que tengan una orina más oscura por no beber agua como lo harían normalmente. La sangre también puede pasar a la orina y/o a las heces.

A medida que los gatos crecen, su vejiga e intestinos pueden perder el control, provocando accidentes en la casa o en la cama.

4. Frecuencia cardíaca y respiración bajas

La frecuencia cardíaca normal de un gato sano suele rondar entre 140 y 220 por minuto. Para un gato enfermo, puede llegar a niveles más bajos a medida que su corazón se debilita.

Para tomar los latidos del corazón de su gato, simplemente coloque su mano detrás del codo izquierdo de su gato, donde suele ser más fácil encontrar sus latidos.

Y en cuanto a la respiración de un gato sano, debería rondar las 20 o 30 respiraciones por minuto. Los gatos enfermos pueden tener frecuencias respiratorias más bajas o más altas.

5. Cambios de comportamiento

Los gatos son criaturas habituales a las que les encanta seguir una rutina similar todos los días, desde la hora de comer, la hora de la siesta, su juguete favorito y su zona de juego favorita.

Si notas un cambio repentino en el comportamiento de tu gato, puedes considerarlo como una señal de que algo anda mal. Los gatos enfermos pueden perder el interés en hacer las cosas que normalmente les encantaban hacer.

Es posible que recurran a esconderse o dormir debajo de la cama, donde hay más tranquilidad y se sienten más en paz. Conocer el comportamiento de tu gato es importante para estar al tanto de cualquier problema que pueda surgir.

6. Dormir más de lo habitual

Los gatos que llegan a sus últimas etapas de vida suelen perder energía y suelen dormir más de lo habitual. No interactuarán con otros humanos ni animales y no comerán ni beberán.

Sin embargo, dado que dormir mucho es parte de la naturaleza de un gato, también debes tener en cuenta comparar el comportamiento de sueño actual de tu gato entonces y ahora.

 

O mejor aún, puede combinar este signo con otros signos de esta lista para fortalecer o debilitar su instinto.

7. Falta de energía

Además de dormir más de lo habitual, los gatos enfermos también están más débiles incluso cuando están despiertos. Es poco probable que tengan la energía para correr hacia la caja de arena o saltar a su árbol para gatos favorito.

También puedes notar debilidad en las patas traseras de tu gato. Como dueño de un gato, es alarmante y doloroso ver cómo su gato se marchita lentamente día a día.

Es posible que desees ver a tu veterinario esta vez para asegurarte de que tu gato no sienta dolor y de que se sienta lo más cómodo posible al enfrentar lo que le espera en el futuro.

8. Falta de interés por comer y beber

Al igual que otros animales, los gatos dejarían de comer o beber cuando estuvieran a punto de morir. Sus cuerpos saben que se necesita mucha energía para procesar alimentos y bebidas.

Por lo tanto, optarían simplemente por no comer para conservar la energía que tengan. Los gatos enfermos también están demasiado cansados ​​y débiles para beber o consumir cualquier cosa.

Y puede resultar más difícil lograr que coman sus comidas habituales. Por lo tanto, es posible que deba ayudarlo dándoles agua y comida húmeda a través de una jeringa o una botella con atomizador, y al mismo tiempo tenga cuidado de no ahogarse o provocar aspiración.

Si tu gato ya no come ni siquiera su comida favorita, es hora de hablar con tu veterinario. Puede descartar posibles causas o simplemente confirmar lo que temías escuchar. De cualquier manera, debes hacerlo por tu gato y por ti mismo.

9. Olor diferente

A medida que los órganos de un gato comienzan a fallar debido a una enfermedad o a la vejez, las toxinas comienzan a acumularse en lugar de ser expulsadas. Esto hace que tu gato huela a algo diferente.

El olor también puede variar según la enfermedad subyacente del gato. Los gatos con problemas renales tendrán un aliento que huele a amoníaco, mientras que los gatos que padecen cetoacidosis diabética tendrán un olor dulce y enfermizo.

Si notas que tu gato tiene un mal olor repentino que empeora con el tiempo, es señal de que algo anda mal en su cuerpo.

10. Falta de interés por arreglarse

A los gatos les encanta acicalarse. Se lamían antes y después de comer, al despertar, en sus ratos libres o básicamente casi todo el día.

Como dueño de un gato, es normal que veas a tu gato acicalándose cada vez que lo ves. Entonces, cuando tu gato deja de estar limpio, también podría ser una señal de sus últimos días.

El aseo de los gatos suele ocupar entre el 30 y el 50 por ciento de su día. Si tu gato deja de limpiarse, es posible que notes que su pelaje se vuelve opaco y enmarañado.

11. Pérdida de peso extrema

Los gatos enfermos suelen perder una cantidad significativa de peso. Esto podría deberse a que se consume menos comida y bebida y se pierde más músculo.

Cómo consolar a tu amado gato durante sus momentos finales

Ver a tu gato sano dormir profundamente en medio de un día ajetreado puede resultar relajante, pero es diferente si tienes un gato enfermo.

 

Cuanto más duerme y se esconde tu gato enfermo, más doloroso será verlo y más pesado se sentirá en tu corazón. Es difícil ver a tu compañero felino, una vez activo y juguetón, alejarse lentamente de este mundo hacia el siguiente. Pero esta es la realidad a la que cualquier dueño de una mascota se enfrentaría tarde o temprano.

Si tu veterinario dice que el tratamiento médico y la recuperación ya no son una opción, lo mejor que puedes hacer es hacer que tu mascota esté lo más cómoda posible durante sus últimos días.

Hay muchas formas de hacer esto, que incluyen las siguientes:

  • Ayuda a tu gato a llegar a su caja de arena
  • Hable con su veterinario sobre los cuidados adecuados al final de la vida.
  • Lave su ropa de cama con regularidad.
  • Construya rampas para ir a sus ventanas favoritas o a sus lugares para tomar una siesta.
  • Controle su dolor y adminístrele analgésicos según sea necesario.
  • Cepilla el pelo de tu gato y limpia cualquier desastre que haga
  • Asegúrese de que tenga fácil acceso a su caja de arena, a su cama caliente, a un recipiente de agua limpia y a un plato de comida.
  • Mantenga a su gato abrigado proporcionándole una cama cómoda y accesible y/o un lugar cálido al sol.
  • Proporcione alimentos con un olor fuerte para animarlo a comer. Si sigue una dieta recetada que odia, es hora de abandonarla y optar por algo que le guste.
  • Bríndele un ambiente tranquilo y pacífico. No dejes que otras mascotas lo molesten ni lo derriben
  • Pasa tiempo con tu gato como él desee y no como tú quieras. Deja que tu gato inicie la interacción. Si quiere que lo mimen, no pierda el tiempo acariciándolo, cepillándole el pelo y dándole dulces besos. Si él prefiere estar solo, déjala en paz. Siéntate lejos de él y espera a que se acerque a ti.
  • Consulta con tu veterinario sobre medicamentos que puedan aliviar sus síntomas y hacerlo sentir más cómodo. Esto podría incluir analgésicos, estimulantes del apetito o esteroides. Esta vez le estás dando medicamentos a corto plazo, por lo que no debes pensar en los posibles efectos secundarios. Simplemente prioriza la comodidad de tu gato por encima de cualquier otra cosa.
  • Dile a tu gato que está bien que se vaya. Y que lo amas mucho y que ha hecho un gran trabajo aquí en la tierra. Entonces podrá irse cuando esté listo.

¿Cuándo decirle adiós a tu gato moribundo?

¿Cuándo es el momento de decir adiós y cómo saber si tu gato está listo para irse? La mayoría de los dueños de gatos pueden sentir en sus entrañas que ha llegado el momento de separarse de su querido amigo felino.

Sin embargo, admitir tal realidad y reconocer que realmente está sucediendo puede resultar difícil. Puede ser doloroso.

Pero cuando tu gato ha llegado a esta etapa, cuanto más esperes, más sufrirá. Y eso es lo último que quieres que sienta tu gato durante sus momentos finales. Todos los signos anteriores en esta lista son indicativos de un posible último adiós con su compañero felino.

Para resumirlo nuevamente, a continuación se muestran algunas de las señales que son sinónimo de que tu gato diga: es hora de que se vaya y debes dejarlo en paz:

  • Tu gato ya no come ni bebe
  • Deshidración
  • Pérdida de peso extrema
  • Ya no usa su caja de arena
  • Tiene vómitos y diarrea crónicos.
  • Está extremadamente débil y duerme más de lo habitual.
  • Ya no responde a la atención veterinaria complementaria
  • Siempre escondido en algún lugar tranquilo y pacífico.

Si su gato muestra alguno de estos síntomas, puede ser su forma de decir que está listo para comenzar. Si no estás seguro de qué es lo mejor para tu gato, siempre puedes hablar con tu veterinario.

Eutanasiar a tu gato puede ser lo más amable que puedas hacer en este momento, ya que prolongar su tiempo sólo haría que sufra aún más.

En este punto, puede que seas tú quien todavía esté en negación o esté teniendo dificultades para dejar ir a tu gato más querido.

Sin embargo, por su bien, debes saber que ha llegado el momento de que le dejes cruzar y disfrutar de una vida sin sufrimiento.

Su tiempo aquí en la tierra ha terminado y nadie puede cambiar eso. Parece más fácil decirlo que hacerlo, pero debes dejarlo ir.

Conclusión

Nunca es fácil decir adiós a una mascota preciada y a un miembro querido de la familia, pero poder reconocer que tu gato se está muriendo también puede ser una bendición disfrazada.

Podrás pasar tiempo con él más a menudo y brindarle la mejor atención posible para que su paso sobre el arcoíris sea lo más cómodo y sin dolor posible.

Puedes simplemente estar ahí con tu gato durante sus últimas horas diciéndole cuánto lo amas, acariciándolo suavemente y dejándolo sentir tu presencia y cuánto lo amas y aprecias.

Puede ser doloroso ver partir a tu gato, pero no lo dejes durante sus últimas horas . Morir solo y en presencia de un extraño es la forma más solitaria de partir.

Entonces, sé valiente por tu gato. Sostén sus patas, háblale y deja que escuche tu voz. Deja que te sienta a su lado mientras da su primer paso sobre el arcoíris.


Publicaciones Relacionadas:

  1. ¿Pueden los gatos comer pan? ¿Es seguro para ellos?
  2. Guía esencial de nutrición felina
  3. 5 razones para esterilizar o castrar a tu mascota
  4. ¿Pueden los gatos llorar? ¿Ellos también sufren depresión? ¡Descúbrelo aquí!

¿Está tu gato listo para cruzar el puente arcoíris? 11 posibles señales de que tu gato está muriendo

¿Está tu gato listo para cruzar el puente arcoíris? 11 posibles señales de que tu gato está muriendo

¿Cómo puedes saber si tu gato se está muriendo?Causas comunes de muerte en gatos mayores11 posibles señales de que tu gato está muriendoCómo consolar a t

gatos2

es

https://comportamientofelino.es/static/images/gatos2-esta-tu-gato-listo-para-cruzar-el-puente-arcoirisja-11-posibles-senales-de-que-tu-gato-esta-muriendo-2449-0.jpg

2024-05-17

 

¿Está tu gato listo para cruzar el puente arcoíris? 11 posibles señales de que tu gato está muriendo
¿Está tu gato listo para cruzar el puente arcoíris? 11 posibles señales de que tu gato está muriendo

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente