Ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía) en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Blog sobre gatos Todo sobre gatos, nombres de gatos y razas de gatos

 Ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía) en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía) en gatos: causas, síntomas y tratamiento



El propósito de este artículo es brindar una explicación simple y clara de los ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía) para los dueños de gatos. Este es un hallazgo común en los gatos enfermos, con muchas causas posibles.



El primer paso para aprender sobre los ganglios linfáticos agrandados es aprender sobre los ganglios linfáticos normales, que son una parte clave del sistema inmunitario.



¿Qué son los ganglios linfáticos?



La mayor parte del sistema inmunitario funciona silenciosamente dentro de los gatos, fuera de la vista, produciendo anticuerpos, células T y otras células y factores para proteger el cuerpo contra virus y otras amenazas para la salud. Pero hay una parte del sistema inmunológico que a veces se vuelve muy obvia: los ganglios linfáticos.



Los ganglios linfáticos, también llamados “glándulas”, son conjuntos pequeños y sólidos de células inmunitarias que se encuentran en muchas partes del cuerpo, entre ellas:





  • El cuello (submandibular)


  • Delante del hombro (preescapular)


  • La axila (axilar)


  • La ingle (inguinal)


  • La parte posterior de la rodilla (poplítea)


  • Diversas localizaciones internas como tórax (mediastino) y abdomen (intestinos, mesentérico).




Los ganglios linfáticos son parte del sistema linfático, una red de vasos linfáticos angostos que corren paralelos a los vasos sanguíneos del cuerpo. Estos vasos linfáticos recogen y canalizan el líquido suelto de las extremidades del cuerpo y lo devuelven al tórax, donde se reinfunde en el torrente sanguíneo.



Los ganglios linfáticos son grupos de células inmunitarias (incluidos los linfocitos y los glóbulos blancos) que actúan como filtros biológicos en puntos regulares a lo largo de los vasos linfáticos, filtrando los desechos, incluidas las bacterias y los virus. Las células inmunitarias trabajan duro para neutralizar las amenazas entrantes para la salud del cuerpo.



Los ganglios linfáticos en los gatos son diminutos (como guisantes congelados) hasta que se activan, momento en el que pueden hincharse mucho más que eso.



¿Qué son los ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía)?



Los ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía o linfadenomegalia) se diagnostican cuando uno o más ganglios linfáticos son más grandes de lo normal.





  • Linfadenopatía localizada significa que uno o un pequeño número de ganglios linfáticos están agrandados.


  • Linfadenopatía generalizada significa que todos (o la mayoría) de los ganglios linfáticos del cuerpo están agrandados.




¿Qué causa la linfadenopatía?



Los ganglios linfáticos crecen por dos razones principales:





  • Hiperplasia reactiva o linfadenopatía inflamatoria o linfadenitis, cuando los ganglios linfáticos reaccionan a un desafío, como infecciones por hongos, infecciones bacterianas, infecciones virales (incluido el virus de la leucemia felina o el virus de la inmunodeficiencia felina) o reacciones inmunitarias (como granulomas eosinofílicos o infiltración de mastocitos no neoplásicos). Los gatos jóvenes tienen más probabilidades de verse afectados por este tipo de linfadenopatía.


  • Hiperplasia neoplásicacuando los ganglios linfáticos afectados se agrandan debido a la infiltración de células cancerosas.




Los posibles tipos de cáncer incluyen



1. Cánceres primarios del sistema linfático



2. Cánceres secundarios o metastásicos de origen primario



¿Qué tan común es la linfadenopatía?



La linfadenopatía se observa sólo ocasionalmente. Normalmente lo detectan los veterinarios durante los exámenes físicos de rutina de los gatos enfermos.



Síntomas de la linfadenopatía en gatos



Ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía) en gatos: causas, síntomas y tratamiento



Además de los ganglios linfáticos agrandados, los gatos con linfadenopatía pueden mostrar otros signos de mala salud, como apatía, pérdida de apetito y pérdida de peso.



Los signos clínicos asociados con la linfadenopatía son simples: ganglios linfáticos agrandados. A veces, los peluqueros de gatos notan esto (por ejemplo, hinchazón visible debajo del cuello o en otras partes del cuerpo), pero la mayoría de las veces solo lo detectará un veterinario que examine a su gato.



A menudo, los gatos con linfadenopatía muestran signos generales de mala salud, como apatía, pérdida de apetito, pérdida de peso y otros signos no específicos. Estos signos son causados por la enfermedad subyacente que causa la linfadenopatía, más que por la linfadenopatía en sí.



Diagnóstico e investigación de linfadenopatía



Si su veterinario descubre que su gato tiene linfadenopatía, se pueden tomar las siguientes medidas.



1. Elaboración detallada de la historia



Su veterinario discutirá todos los aspectos de la vida y el cuidado de la salud de su gato. Esta historia permitirá diferenciar las diversas causas posibles. Por ejemplo, una vacunación reciente puede causar hiperplasia reactiva leve en algunos casos.



2. Examen físico



Su veterinario examinará cuidadosamente a su gato con un examen físico, revisando todos los ganglios linfáticos en busca de un posible agrandamiento y notando cualquier otro signo físico de enfermedad, como lesiones en la piel o hinchazón.



3. Aspiración con aguja fina y otras biopsias



Una biopsia (muestra de tejido vivo) de un ganglio linfático inflamado es la única forma de hacer un diagnóstico definitivo al examinar los ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía). Tu club de compras Comida Barata Online Club de compras



Por lo general, esto implica la aspiración con aguja fina (AAF), que es la forma más rápida, fácil y menos invasiva de recolectar una muestra. Esta es una intervención que muchas veces se puede realizar en un gato consciente, en el consultorio.



Esto implica empujar una aguja delgada en el ganglio linfático agrandado, arrojar a chorros el contenido de la aguja en un portaobjetos de microscopio de vidrio y enviarlo al laboratorio para su análisis.



Se realizará una citología en estos especímenes de aspiración con aguja fina, con un patólogo examinando los especímenes, identificando el tipo de células presentes en el portaobjetos, lo que a menudo conducirá a un diagnóstico de la causa de la linfadenopatía.



A veces, se puede necesitar una segunda muestra de biopsia de ganglio linfático más grande (por ejemplo, una biopsia con aguja gruesa o incluso una biopsia por escisión, mediante la escisión de todo el ganglio linfático) para un diagnóstico más preciso. Luego se realiza una histopatología integral, lo que permite descubrir más información sobre el proceso de la enfermedad.



Este procedimiento suele requerir que el gato sea ingresado en el hospital veterinario, y para este tipo de biopsia se suele requerir anestesia general, ya que es un tipo de procedimiento quirúrgico.



4. Análisis de sangre y orina de rutina



Como parte de una base de datos mínima general para evaluar la salud de los gatos al examinar a un animal que padece cualquier tipo de enfermedad, los veterinarios suelen realizar análisis de sangre de rutina, incluido el panel habitual de pruebas de diagnóstico, como hematología (hemograma completo) y perfiles bioquímicos. . .



También se puede realizar un análisis de orina completo.



Estas pruebas de referencia son una forma útil de comprobar si hay otras enfermedades subyacentes, y los resultados proporcionan una referencia útil para controlar la salud futura del gato, incluso si no se detectan anomalías inmediatas.



Esta verificación de antecedentes puede o no hacerse para su gato, dependiendo de los detalles de la situación.



5. Análisis de sangre especializados



Su veterinario puede recomendar análisis de sangre específicos para ciertas infecciones virales, como FeLV y FIV, ya que existen implicaciones importantes si su gato da positivo para cualquiera de las infecciones.



6. Imágenes de diagnóstico



Se pueden realizar una radiografía (rayos X) y una ecografía para examinar los órganos internos de su gato, verificar si hay ganglios linfáticos internos agrandados y detectar otras enfermedades internas en su gato.



Estas investigaciones no solo son importantes para establecer el diagnóstico inicial, también son parte del proceso de estadificación, en busca de cualquier evidencia de metástasis (diseminación de tumores en otras partes del cuerpo), lo que ayudaría en la toma de decisiones con respecto a los planes de tratamiento. razones. linfadenopatía.



Tratamiento de la linfadenopatía



Ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía) en gatos: causas, síntomas y tratamiento



El tratamiento de la linfadenopatía depende de la causa de los ganglios linfáticos agrandados.



No existe un régimen de tratamiento único para la linfadenopatía. El tratamiento depende de la causa subyacente de los ganglios linfáticos agrandados.



Esto puede incluir antimicóticos si la causa es fúngica, antibióticos si la causa es bacteriana y tratamientos contra el cáncer (quimioterapia o radioterapia) en gatos diagnosticados con linfadenopatía causada por cáncer.



¿Cuánto cuesta tratar a un gato con linfadenopatía?



Es imposible estimar este costo de tratar casos de linfadenopatía, ya que hay muchos factores posibles en el contexto de casos individuales. Debe solicitar a su veterinario una cotización detallada. El seguro para mascotas es útil para los casos de linfadenopatía, ya que es posible que se requiera más investigación y tratamiento.



Seguimiento y pronóstico



Los exámenes veterinarios regulares son necesarios para examinar el progreso de los ganglios linfáticos de su gato.



Conclusión



La linfadenopatía o los ganglios linfáticos agrandados son un signo de una enfermedad subyacente que a veces se observa en los gatos. Es importante usar a su veterinario para hacer un diagnóstico preciso de la causa subyacente para que se pueda administrar el tratamiento adecuado.



Preguntas frecuentes



¿Cómo sé si mi gato tiene linfadenopatía?



Un gato con linfadenopatía tiene ganglios linfáticos agrandados, que usted puede o no detectar por sí mismo. Es fácil examinar a un gato para ver si sus ganglios linfáticos están agrandados, pero sería mejor si su veterinario local le mostrara este examen directamente. Es difícil explicar con palabras cómo hacer esto.



¿Puede la linfadenopatía en gatos desaparecer por sí sola?



En algunos casos de linfadenopatía reactiva, los ganglios linfáticos volverán a la normalidad por sí solos, a medida que el sistema inmunitario de su gato responda al desafío. Sin embargo, es posible que esto no suceda y, mientras tanto, si su gato tiene una causa grave de linfadenopatía (por ejemplo, cancerosa), se puede perder un tiempo valioso al retrasar innecesariamente el tratamiento. Por esta razón, todos los gatos con linfadenopatía deben ser llevados al veterinario de inmediato.



¿Qué puede causar linfadenopatía en gatos?



El tipo leve de linfadenopatía, hiperplasia reactiva, puede ser causado por infecciones fúngicas, bacterianas, virales o reacciones inmunitarias (como la infiltración de mastocitos no neoplásicos).



El tipo más siniestro de linfadenopatía, la hiperplasia neoplásica o cancerosa, se desarrolla cuando los ganglios linfáticos afectados aumentan de tamaño debido a la infiltración de células cancerosas.



Contenido original en Inglés



MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/2022/05/26/ganglios-linfaticos-agrandados-linfadenopatia-en-gatos-causas-sintomas-y-tratamiento/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20