Gatos, embarazo y toxoplasmosis

 

 

 

La toxoplasmosis

¿Qué es?

Se trata de una enfermedad producida por un protozoo llamado Toxoplasma Gondii que puede transmitirse a las personas a través de las heces del gato, pero también por muchos otros medios como fruta y verdura mal lavada o carne poco cocinada.

Para una persona sana, la toxoplasmosis será como un catarro normal y muchos la han pasado sin enterarse, pero supone un riesgo para personas inmunodeprimidas y para el feto si una embarazada se contagia.

¿Cómo podemos contagiarnos?

Para que un gato sea portador del protozoo Toxoplasma Gondii debe haber comido carne cruda o haber bebido agua en mal estado, por lo tanto si no sale al exterior es muy difícil que esto ocurra.

 

Aun así, aunque el gato pueda salir y llegue a contagiarse, incubará al parásito durante unas 3 semanas y expulsará los ooquistes en las heces durante unas 3 semanas, pero solo serán contagiosos cuando lleven en el exterior más de 24 horas.

Gatos embarazo y toxoplasmosis 1

Para que puedas contagiarte, debes entrar en contacto con las heces y posteriormente llevarte la mano a la boca. Por lo tanto si recoges las cacas varias veces al día reduces mucho el riesgo y si, además, es otra persona la que limpia el arenero el riesgo es casi nulo.

Sin embargo, hay otras formas de contagio mucho más sencillas:

  • Comer carne cruda o poco cocinada
  • Comer embutidos
  • Comer verduras o frutas sin desinfectar
  • Manipular la tierra
  • Tomar leche y derivados sin que pasen por un proceso de cocción
  • Tomar agua contaminada

Cómo ves, pese a que se ha demonizado al gato hay otras circunstancias muy frecuentes en nuestro día a día que pueden provocar el contagio de la toxoplasmosis.

Toxoplasmosis y esquizofrenia

Estudios realizados en los últimos años hablan de una posible vinculación entre problemas mentales como la esquizofrenia y la toxoplasmosis, pero aun no hay resultados concluyentes al respecto.

 

Algunos titulares alarmantes han hablado directamente de la relación entre convivir con un gato y la esquizofrenia, pero como hemos visto con unas pequeñas precauciones y una higiene adecuada hay otros factores de riesgo mucho mayores.

La llegada del bebé a un hogar con gato

Cómo ves, la convivencia entre embarazadas y gatos es totalmente posible y los beneficios para los niños de convivir con animales son muy numerosos. Durante esta etapa tan bonita, disfruta de la compañía de tu pequeño felino y ayúdale a adaptarse a los cambios que están a punto de ocurrir.

Si tienes pensado cambiar mobiliario, añadir cosas nuevas en casa, cambiar vuestras rutinas... conviene que lo vayas haciendo poco a poco durante el embarazo para que tu gato se vaya acostumbrando de forma paulatina.

Recuerda también hacer las presentaciones de forma calmada y respetando el carácter de tu gato. Es posible que no quiera ni acercarse al nuevo miembro de la familia, y eso es algo totalmente normal ¡Todo llegará!

Gatos, embarazo y toxoplasmosis

Se trata de una enfermedad producida por un protozoo llamado Toxoplasma Gondii que puede transmitirse a las personas a través de las heces del gato, pero tamb

gatos2

es

https://images.correotemporalgratis.es/comportamientofelino.es/1220/dbmicrodb1-gatos2-gatos-2560-0.jpg

2024-02-09

 

Gatos embarazo y toxoplasmosis 1
Gatos embarazo y toxoplasmosis 1

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20