¿Los gatos tienen cosquillas? ¿Deberías intentar hacerle cosquillas a tu gato?

 

 

 


Índice

  1. ¿Los gatos tienen cosquillas?
  2. Dos tipos de cosquillas
    1. gargalesis
    2. Knismesis
  3. ¿Cómo se encuentra un punto de cosquillas en un gato?
  4. ¿Dónde están las zonas que le hacen cosquillas a un gato?
  5. Otras áreas sensibles en un gato
    1. Parte superior de la cabeza, barbilla, mejillas, orejas y cuello
    2. Frente del cuerpo
    3. La espalda de un gato
    4. La cola de un gato
  6. ¿Deberías intentar hacerle cosquillas a tu gato?
  7. Señales de que a tu gato le gusta (o no le gusta) cuando lo acaricias
    1. ¿Puedo hacerle cosquillas a mi gato?
    2. ¿Les hacen cosquillas en las patas de los gatos?
    3. ¿Los gatos sonríen?
    4. ¿Dónde les gusta a los gatos que les hagan cosquillas?

/a

 

Los amantes de los gatos y los dueños de mascotas estarían de acuerdo en que es casi imposible dejar de hacerle cosquillas a un gato, especialmente cuando su vientre está expuesto e invita a algunas sesiones de cosquillas.

A la mayoría de los gatos les encantan los toques ligeros en la barbilla, mientras que a algunos gatos les gusta que les hagan cosquillas en la zona del vientre. Pero, ¿los gatos tienen cosquillas?

Si bien las reacciones de los gatos varían, una cosa es segura: a diferencia de nosotros, los humanos, no pueden hablar si aman lo que estás haciendo.

Entonces, como padre de un gato, debes saber cómo leer el lenguaje corporal felino en busca de signos que puedan indicarte si a tu gato le gusta o no que le toquen la barriga, así como sus otras áreas sensibles.

¿Los gatos tienen cosquillas?

Los gatos no hablan como nosotros, por lo que no pueden decirte qué sentimientos sienten o no. Y aunque no pueden reír cuando les hacen cosquillas, los gatos experimentan una sensación de cosquillas. Sin embargo, su reacción puede variar de la nuestra, los humanos. Más aún, dos gatos también pueden reaccionar de manera diferente.

No obstante, los gatos tienen cosquillas. Un gato muestra su reacción de diferentes maneras: puede ronronear, levantar la barbilla mientras tiene los ojos cerrados, estar en una postura relajada, moverse, silbar o incluso morderte o arañarte cuando tocas algunas zonas que te hacen cosquillas.

Por lo tanto, como padre de un gato, debes estar atento al lenguaje corporal de tu gato para ayudar a crear sesiones de caricias cómodas, seguras y cálidas.

Artículo relacionado: ¿ Por qué los gatos mueven la cola?

Dos tipos de cosquillas

Las cosquillas se pueden clasificar en dos: las que sienten los humanos y los primates, y las que experimentan los gatos.

gargalesis

La gargalesis es el tipo de cosquillas que hace reír a carcajadas a los humanos y a los primates. Se cree que este sentimiento de cosquillas puede ayudar a establecer vínculos sociales al compartir algunas risas edificantes. Otros creen que la gargalesis puede desarrollar las habilidades de los defensores jóvenes para luchar y protegerse.

Cuando participan en ejercicios de cosquillas con otros miembros de su grupo, desarrollan habilidades reflejas que ayudan a sus cuerpos a protegerse en caso de que un depredador invada su territorio. En particular, sus reflejos pueden ayudarles a proteger determinadas zonas vulnerables del cuerpo, como el cuello y las costillas.

Knismesis

Una forma adicional de cosquillas llamada knismesis no provoca ningún tipo de respuesta divertida. Es principalmente una irritación o molestia.

Y este es el cosquilleo que experimentan los gatos. Uno de los indicios comunes de que los gatos son knismesis es cuando se rascan las orejas para deshacerse de un insecto.

¿Cómo se encuentra un punto de cosquillas en un gato?

Se necesitan algunas pruebas para ver qué punto de cosquillas le gusta a una mascota porque el suyo puede no responder o ser irritante en diferentes partes cuando se producen las cosquillas. A muchos gatos les encanta hacerles cosquillas en un lugar nuevo , lo que a veces será más difícil de encontrar si su gato no está interesado en él.

Los gatos no entenderán eso cuando les hagan cosquillas en el cuerpo. Como cualquier ser humano, cada gatito tiene respuestas únicas a las cosquillas. A veces uno disfruta la experiencia, mientras que otras no. Sin embargo, es más probable que la mayoría de los gatos acepten un rasguño mínimo.

Así que un consejo, si tu gato no es tan amable contigo o muestra cierta agresividad o molestia, entonces, evidentemente, no es el mejor momento para tocar su piel.

 

Requerirá algo de entrenamiento, pero tu gato disfrutará de su lugar favorito muy rápidamente una vez que lo hayas descubierto y puedas comenzar a desarrollar una rutina de cosquillas con él.

¿Dónde están las zonas que le hacen cosquillas a un gato?

Los gatos tienen una fisiología variable . Así, cada felino puede tener diferentes puntos de cosquillas, así como reacciones cuando se le toca o se le hacen cosquillas en estas zonas. Y aunque los gatos no pueden reír, sí muestran ciertos movimientos o comportamientos cuando les hacen cosquillas en sus puntos sensibles.

En particular, los gatos pueden responder ronroneando, silbando, gruñendo o creando ciertos ruidos que sólo los felinos pueden producir. Incluso pueden responder físicamente levantando la espalda, moviéndose, sacudiendo la cabeza, agitando la cola o temblando.

Los puntos que causan cosquillas incluyen las patas, el vientre, la barbilla y las mejillas de un gato. Algunos gatos también sienten cosquillas en el costado y entre las orejas.

Puedes intentar hacerle cosquillas en estas áreas a tu compañero felino, pero si tu gato muestra algún signo de malestar, deja de acariciarlo y simplemente no lo presiones. Respeta el espacio personal de tu gato o soporta la ira de un rasguño.

Otras áreas sensibles en un gato

Si tu gato se acerca a ti y frota su cuerpo contra tus piernas, o golpea su cabeza entre tus manos, puedes tomarlo como una buena señal de que quiere que le hagas cosquillas o le acaricies. Aprovecha esta oportunidad para pasar tiempo de calidad con tu compañero felino.

Como siempre, ten cuidado con las zonas sensibles que tocas y presta atención a la reacción de tu gato. Algunos gatos disfrutan que les hagan cosquillas en estos lugares, mientras que otros no. Seguramente sabrás si tu gato odia lo que estás haciendo si se aleja de ti, te sisea o se pone a la defensiva o agresivo.

Los gatos no reaccionan de la misma manera ante diferentes estímulos. La única forma de conocer las reacciones de tu gato cuando le hacen cosquillas es probándolo.

Parte superior de la cabeza, barbilla, mejillas, orejas y cuello

En términos generales, a muchos gatos les encanta que les froten o les hagan cosquillas en la parte superior de la cabeza y en el cuello. Como se mencionó anteriormente, es posible que incluso se abalancen sobre ti para animarte a que no los acaricies aún más.

La base de las orejas de tu gato es otro lugar popular para hacerle cosquillas a los gatos. Y esto se puede atribuir al hecho de que en esta zona se encuentran muchas glándulas odoríferas. Tu gato puede sentirse más cómodo contigo a medida que te libere más olor.

Las mejillas de tu gato también están repletas de glándulas aromáticas, lo que las hace ideales para sesiones placenteras de cosquillas.

Frente del cuerpo

La barriga de un gato a menudo está prohibida, pero aún puedes acariciar a tu gato en el área frontal ventral de su cuerpo. Hablamos de la zona del pecho de tu gato, que se encuentra entre sus patas delanteras. Sabrás si a tu gato le encanta que le toquen esta zona si levanta la cabeza o si no reacciona de forma negativa o agresiva.

La espalda de un gato

Los gatos se sienten divididos cuando se trata de que les toquen el lomo, más aún, que les hagan cosquillas. Si tienes un gato de pelo largo, es posible que le guste sentir un cepillo recorriendo su lomo hasta la base de su cola.

 

La cola de un gato

La mayoría de las veces, la cola de un gato siempre está en movimiento. Puede balancearlo hacia adelante y hacia atrás, lo que puede parecer un gesto de saludo.

El único momento en que la cola de su gato puede permanecer quieta es cuando está dormido. A algunos gatos les gusta que les acaricien o les hagan cosquillas en esta zona, mientras que a otros no. Así que, de nuevo, sólo tienes que aprender a leer el lenguaje corporal de tu gato.

La base de la cola de tu gato puede parecer un punto que le hace cosquillas porque puede mover las caderas hacia arriba cuando la tocas, pero no lo es.

Tu gato hace esto porque la base de su cola también es un área de glándulas odoríferas. Su respuesta significa que te está marcando. Por otro lado, también puede deberse a picores provocados por pulgas, infecciones en la piel o alergias.

Artículo relacionado: Pasos sobre cómo levantar a un gato correctamente

¿Deberías intentar hacerle cosquillas a tu gato?

A diferencia de los perros y otros animales, los gatos rara vez muestran emociones. Y no deberías tomártelo en contra de ellos: es simplemente parte de su naturaleza. No muestran emociones por una cuestión de supervivencia, especialmente en aquellos gatos que viven en la naturaleza.

Sin embargo, como mencionamos anteriormente, puedes leer su lenguaje corporal y actuar en consecuencia para evitar estresar o molestar a tu gato y evitar que te haga daño.

Dicho esto, las cosquillas pueden no ser tan placenteras para los gatos como lo son para nosotros, los humanos. Si no les gusta la sensación, pueden enojarse o volverse agresivos, y es posible que incluso no se acerquen a usted la próxima vez.

Por lo tanto, no importa cuán irresistiblemente tiernos sean sus gatos, como padres de mascotas, deben saber cuándo hacerles cosquillas y cuándo detenerse y brindarles su privacidad y espacio personal.

Señales de que a tu gato le gusta (o no le gusta) cuando lo acaricias

Al igual que nosotros, los humanos, los gatos también pueden mostrar diferentes reacciones cuando les hacen cosquillas. Lo más probable es que tu gato disfrute de breves sesiones de cosquillas antes de tener suficiente y simplemente se aleje de ti. Si tu gato se acerca a ti para pedirle atención, puedes intentar hacerle cosquillas, pero evita movimientos bruscos que puedan asustarlo.

Si tu gato se queda quieto mientras le haces cosquillas en determinadas zonas de su cuerpo, puedes tomarlo como una señal de aprobación. Esté atento a las señales verbales y/o no verbales de su gato, así sabrá si le gusta o no lo que está haciendo.

Algunas de las señales de que a tu gato le gusta lo que haces son los chirridos, los maullidos cortos y agudos y los borbotones. Su gato también puede ronronear, darle un codazo en la mano si deja de acariciarlo o hacerle cosquillas, y también puede masajearse las patas delanteras.

Por otro lado, los signos negativos a los que debes estar atento incluyen silbidos y gruñidos, cuerpo tenso, maullidos profundos y alargados y golpes con sus patas.

A veces, puede que te resulte más fácil pensar que tu gato se siente juguetón cuando, en realidad, ya te está comunicando su malestar por lo que estás haciendo. Esto es especialmente cierto si no eres consciente de estas señales o no prestas atención al lenguaje corporal de tu gato.

Como última palabra, cuando se trata de hacer cosquillas, deja que tus gatos te guíen. Después de todo, ellos son nuestros amos. ¿Bien?

¿Puedo hacerle cosquillas a mi gato?

Es mejor conocer las preferencias de su gato antes de acariciarlo o hacerle cosquillas. Es posible que le guste que le hagan cosquillas en las patas, la cabeza, la barbilla, el cuello, las orejas, las mejillas, el pecho, la espalda y la cola. Sin embargo, nunca le hagas cosquillas en la barriga porque tu gato tiene la piel más fina en la barriga y es protector con ella.

¿Les hacen cosquillas en las patas de los gatos?

Sí, pero más sensible que cosquillas . Con frecuencia es necesario un período de desensibilización para enseñarle a un gato a tolerar que le manipulen las patas mientras le cortan las garras. Los gatos frecuentemente usan sus patas para alcanzar espacios pequeños en busca de juguetes o presas.

¿Los gatos sonríen?

Los gatos tienen la capacidad muscular de hacer expresiones faciales que se asemejan a una sonrisa, ¡pero no tiene nada que ver con la felicidad! Los signos positivos de un gato contento incluyen ronronear, parpadear lentamente, frotarse las patas, frotarse la cabeza, maullar y mover la cola, ¡pero nunca sonreír!

¿Dónde les gusta a los gatos que les hagan cosquillas?

Parte posterior de la cabeza: a la mayoría de los gatos les encanta que les froten lenta y suavemente la parte posterior de la cabeza y el cuello. Sólo asegúrese de acariciar en la dirección del crecimiento del pelaje. Debajo de la barbilla: a algunos gatos les gusta que les hagan cosquillas con las yemas de los dedos debajo de la barbilla. Simplemente observe atentamente la cara del gato mientras prueba este para asegurarse de que lo esté disfrutando.


Publicaciones Relacionadas:

  1. ¿Pueden los gatos comer pan? ¿Es seguro para ellos?
  2. Guía esencial de nutrición felina
  3. 5 razones para esterilizar o castrar a tu mascota
  4. ¿Pueden los gatos llorar? ¿Ellos también sufren depresión? ¡Descúbrelo aquí!

¿Los gatos tienen cosquillas? ¿Deberías intentar hacerle cosquillas a tu gato?

¿Los gatos tienen cosquillas? ¿Deberías intentar hacerle cosquillas a tu gato?

Índice ¿Los gatos tienen cosquillas? Dos tipo

gatos2

es

https://images.correotemporalgratis.es/comportamientofelino.es/1220/dbmicrodb1-gatos2-los-gatos-tienen-cosquillasja-deberias-intentar-hacerle-cosquillas-a-tu-gatoja-2356-0.jpg

2024-01-22

 

¿Los gatos tienen cosquillas? ¿Deberías intentar hacerle cosquillas a tu gato?
¿Los gatos tienen cosquillas? ¿Deberías intentar hacerle cosquillas a tu gato?

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20