¿Pueden los gatos tener síndrome de Down? Los trastornos genéticos de los gatos.

 

 

 


Índice

  1. Síndrome de Down en humanos
  2. ¿Pueden los gatos tener síndrome de Down?
    1. Signos del síndrome de Down en gatos y gatitos
    2. Cuidados para gatos con síndrome de Down felino
  3. Trastornos genéticos que podrían confundirse con el síndrome de Down
    1. 1. Hipoplasia cerebral
    2. 2. Síndrome de Klinefelter
    3. 3. Polineuropatía distal
    4. 4. Disautonomía felina
  4. suponer
  5. Preguntas frecuentes
  6. ¿Pueden los gatos tener síndrome de Down?
  7. ¿Cómo saber si tu gato tiene síndrome de Down?
  8. ¿Pueden los gatos tener discapacidades mentales?
  9. ¿Pueden los animales tener síndrome de Down?

/a

 

¿Pueden los gatos tener síndrome de Down? Respuesta corta: No. He aquí por qué. El síndrome de Down es, por definición, un cromosoma extra en el par del cromosoma 21 en los humanos. Los humanos tienen 23 pares de cromosomas, mientras que un gato solo tiene 19. Si no hay un par de cromosomas 21, no hay anomalía en ese par.

Los gatos simplemente no tienen suficientes cromosomas para tener lo que propiamente se puede llamar síndrome de Down. Si bien algunos gatos pueden mostrar algunos de los síntomas comparables al síndrome de Down, la causa puede ser otra casualidad genética, una mala nutrición o simplemente que el gato sea él mismo.

Síndrome de Down en humanos

Este trastorno genético también se conoce como trisomía 21 debido al cromosoma extra en ese par. Se caracteriza por retrasos en el crecimiento, disminución del tono muscular, discapacidad intelectual, función inmune deficiente y características dismórficas como ojos rasgados y nariz achatada (solía llamarse mongolismo por esta razón), así como lengua protuberante y manos cortas.

 

Pueden tener propensión a sufrir ataques epilépticos, así como problemas de audición y visión y enfermedades cardíacas congénitas. Pueden estar predispuestos a sufrir trastornos sanguíneos como anemia, leucemia y policitemia. Una causa subyacente parece ser que la madre está en sus últimos años.

Se puede controlar con programas educativos y tratamientos médicos para las dolencias que acompañan al síndrome de Down.

¿Pueden los gatos tener síndrome de Down?

Signos del síndrome de Down en gatos y gatitos

Un gato o un gatito puede presentar algunos de los síntomas que presenta un ser humano con síndrome de Down. Un gatito pequeño que no alcanza todos los hitos del desarrollo puede estar sufriendo desnutrición o una condición genética. La endogamia y otros factores pueden provocar que un gato tenga anomalías físicas y mentales.

La anemia y otros trastornos sanguíneos pueden deberse a infecciones parasitarias o desnutrición. En cuanto a la apariencia física, no todos los gatos se ajustarán al estándar de la raza.

Es posible que el CFA no le dé ningún premio a los gatos con ojos caídos, músculos flácidos o lengua fuera, pero siguen siendo buenos gatos. Un gato inusualmente torpe puede tener un trastorno neurológico y debe ser examinado por un veterinario.

Cuidados para gatos con síndrome de Down felino

Existe un trastorno conocido extraoficialmente como Síndrome de Down felino. Los gatos pueden tener desequilibrios cromosómicos y deben ser examinados por un veterinario. Los análisis de sangre, las pruebas genéticas y las radiografías pueden determinar qué necesidades de atención médica específica tiene su mascota.

Tenga en cuenta que cada gato es único, tanto en apariencia como en comportamiento. Un gato con un trastorno neuronal debe recibir buenos cuidados para que no se haga daño con su torpeza.

Muchos de los efectos nocivos de un trastorno en los gatos se pueden mitigar con una dieta natural y suplementos vitamínicos. Tenga en cuenta que sólo un veterinario puede diagnosticar cualquier enfermedad en un animal. Consulta siempre a un veterinario antes de cambiar la dieta de tu gato. Código P0300: Solución y Causas | Actualizado 2023

Trastornos genéticos que podrían confundirse con el síndrome de Down

Si bien un gato no puede tener lo que los profesionales médicos clasificarían como síndrome de Down, está sujeto a otros trastornos genéticos similares al síndrome de Down.

Estos trastornos sólo pueden ser diagnosticados por un veterinario acreditado. Asegúrese de discutir todos los síntomas con el médico de su mascota. Algunos de estos trastornos son congénitos, pero otros son el resultado de una mala nutrición, intoxicación o reacción alérgica.

1. Hipoplasia cerebral

Cuando partes del cerebelo del gato no están completamente desarrolladas, esto puede significar que el gatito puede tener problemas para pararse y caminar. Además de la torpeza general, un gato con hipoplasia cerebral a menudo mueve la cabeza y tiembla en las patas.

 

La causa puede ser desnutrición, intoxicación o un defecto de nacimiento. No existe tratamiento para esta discapacidad del desarrollo. Sólo se puede controlar asegurándose de que el gato no se haga daño accidental.

2. Síndrome de Klinefelter

Esta es una condición genética en la que un hombre nace con un cromosoma X extra. En el caso de que encuentres un calicó macho muy raro, es casi seguro que tendrá el síndrome de Klinefelter. No será necesario castrarlo ya que el síndrome de Klinefelter causa esterilidad.

Puede exhibir algunos comportamientos extraños, como tratar de atraer a otros machos para que se apareen con él. De lo contrario, será un gato relativamente normal.

3. Polineuropatía distal

Este es un tipo común de daño a los nervios asociados con la diabetes mellitus, a menudo asociado con dolor o entumecimiento en los pies. Parálisis, convulsiones, temblores, marcha inestable y debilidad son síntomas comunes. La polineuropatía distal se puede diagnosticar mediante análisis de sangre, muestras de orina o electrofisiología.

La terapia con electrolitos y el apoyo nutricional son tratamientos eficaces, aunque las posibilidades de recuperación dependen de la causa subyacente. Si la causa es una reacción alérgica, entonces el gato simplemente será separado de lo que esté provocando la reacción. No se espera que los gatos con polineuropatía congénita vivan mucho tiempo.

4. Disautonomía felina

Si falla el sistema autónomo que afecta los tractos urinario y gastrointestinal, esto puede causar distensión en el esófago, los intestinos y la vejiga. Junto con estas hinchazonas y ojos caídos, un gato con disautonomía felina (también conocido como síndrome de Key-Gaskell) puede sufrir incontinencia, pérdida de peso, depresión, pérdida de apetito y un ritmo cardíaco peligrosamente lento.

El diagnóstico puede requerir una prueba y es posible que su veterinario también desee comprobar si tiene el virus de la leucemia. No existe cura para la disautonomía felina, sólo tratamiento para los síntomas.

suponer

Si bien no es en absoluto posible que un gato tenga lo que legítimamente podría llamarse síndrome de Down felino, los síntomas asociados con él podrían ser motivo de alarma.

Si bien cada gatito se desarrolla a su propio ritmo, es posible que uno que esté muy atrasado deba ser examinado para detectar otras dolencias.

En cualquier caso, asegúrese de que su gato se alimente bien, solo coma lo que debe y acuda a revisión veterinaria periódicas.

Preguntas frecuentes

¿Pueden los gatos tener síndrome de Down?

No. El síndrome de Down es un trastorno congénito en el ser humano, que afecta a las personas que lo padecen tanto física como intelectualmente. Surge de un defecto cromosómico. Los gatos tienen sólo 19 pares de cromosomas, lo que significa que es técnicamente imposible que existan gatos con síndrome de Down.

¿Cómo saber si tu gato tiene síndrome de Down?

Un gato con síndrome de Down suele manifestar algunas características distintivas, entre ellas: Narices anchas. Ojos volteados hacia arriba (que pueden estar muy separados). Orejas pequeñas o inusuales. Tono muscular bajo. Dificultad para caminar. Dificultad para la eliminación (micción o defecación). Pérdida de audición o visión. Problemas del corazón.

¿Pueden los gatos tener discapacidades mentales?

Si alguna vez sospechaste que tu mascota está deprimida o que tu gato tiene un toque de trastorno obsesivo compulsivo, podrías tener razón. La mayoría de los veterinarios y psicólogos animales coinciden en que los animales pueden sufrir diversos trastornos mentales, aunque no de la misma manera que los humanos.

¿Pueden los animales tener síndrome de Down?

Se sabe que los primates no humanos desarrollan condiciones hereditarias similares al síndrome de Down.


Publicaciones Relacionadas:

  1. ¿Pueden los gatos comer pan? ¿Es seguro para ellos?
  2. Guía esencial de nutrición felina
  3. 5 razones para esterilizar o castrar a tu mascota
  4. ¿Pueden los gatos llorar? ¿Ellos también sufren depresión? ¡Descúbrelo aquí!

¿Pueden los gatos tener síndrome de Down? Los trastornos genéticos de los gatos.

¿Pueden los gatos tener síndrome de Down? Los trastornos genéticos de los gatos.

Índice Síndrome de Down en humanos ¿Pueden l

gatos2

es

https://comportamientofelino.es/static/images/gatos2-pueden-los-gatos-tener-sindrome-de-downja-los-trastornos-geneticos-de-los-gatos-2039-0.jpg

2024-01-22

 

¿Pueden los gatos tener síndrome de Down? Los trastornos genéticos de los gatos.
¿Pueden los gatos tener síndrome de Down? Los trastornos genéticos de los gatos.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20