¿Tu gato no quiere comer comida seca? cuando preocuparse

 

 

 

Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1

gato atigrado yace junto a un montón de croquetas secas


Alexandra Morosanu / Shutterstock.com


Proporcionarle una comida adecuada a tu gato es uno de los fundamentos a la hora de tener un felino, ¡y sin embargo no siempre es tan sencillo como parece! Si su gato no quiere comer su alimento seco, esto puede resultar preocupante y frustrante. Hay muchas razones por las que los gatos no comen croquetas secas, desde preferencias individuales hasta enfermedades de dientes y encías u otras enfermedades.

 



Vista rápida



01


Los gatos no pueden comer comida seca si no están acostumbrados al sabor, olor o textura.


02


Las enfermedades dentales y otras enfermedades también pueden reducir el apetito y dificultar el consumo de alimentos secos.


03


Cambia poco a poco su dieta, introduce pienso seco con un poco de agua añadida y consulta al veterinario si tu gato no quiere comer nada.



6 razones por las que tu gato no come pienso seco


¿Son simplemente difíciles o es algo más? Puede resultar difícil saber si su gato rechaza las croquetas secas por una buena razón o no. Comprender algunas de las razones por las que podrían optar por dejar su comida puede ayudarnos a saber cómo ayudarlos.


1. Tu gato simplemente no prefiere la comida seca


Al igual que los humanos, los gatos tienen sentimientos muy fuertes sobre los alimentos que les gustan y los que no les gustan. Estas preferencias suelen formarse en la infancia. Las texturas, olores y sabores de las croquetas son muy diferentes a los de los alimentos enlatados, lo que dificulta esta transición para muchos gatos.


2. Pueden darse cuenta de que algo anda mal


Si su gato rechaza repentinamente su comida seca, pero aún así se burla alegremente de las golosinas para gatos, revise el paquete de comida. Es posible que los gatos no coman alimentos demasiado añejos por temor a sufrir malestar estomacal y también pueden ser sensibles a pequeños cambios en la receta o los ingredientes.


3. Tienen algún problema con el plato


Los hábitos alimentarios de un gato suelen ser bastante rutinarios y pueden verse alterados por pequeños cambios. ¿Cambiaste el lugar donde colocaste su plato de comida o incluso cambiaste el plato en sí? Los gatos generalmente prefieren un plato de comida ancho y poco profundo, para que sus bigotes no rocen constantemente los bordes. También es posible que prefieran un plato de comida hecho de un material fácil de limpiar para que no retenga el aroma de la comida vieja o del detergente.


4. Tu gato está estresado


gato escondido debajo de los muebles con ojos grandes


Ocultar más y alterar las interacciones con los dueños puede ser una señal de estrés en los gatos. Estudio África / Shutterstock.com

 


A los gatos les encanta relajarse, relajarse y tomar una siesta. Sin embargo, los gatos pueden estresarse, lo que a veces provoca pérdida de apetito. Ruidos fuertes, mascotas nuevas, riñas territoriales: todo esto puede provocar ansiedad en nuestros gatos habitualmente tranquilos. Además de los cambios en el apetito, el estrés en los gatos también puede manifestarse a través de ensuciar la casa, acicalarse excesivamente y alterar las vocalizaciones y las interacciones sociales.


5. Les duele la boca


La enfermedad dental es muy común en los gatos, pero los síntomas pueden ser difíciles de detectar. El dolor de encías, la inflamación, la reabsorción dental y las infecciones son causas muy comunes de dolor bucal y dental en los gatos. Esto puede manifestarse como que los gatos no quieren comer su comida seca, aunque todavía pueden comer comida húmeda. También puedes notar que babean más, su saliva está descolorida, comen de un lado de la boca, se les cae la comida de la boca o incluso pierden peso.


6. Tienen otro problema de salud


Casi cualquier forma de enfermedad o afección puede afectar el apetito de un gato. Los culpables más comunes incluyen problemas gastrointestinales como estreñimiento, diarrea, vómitos o cuerpos extraños, pancreatitis, enfermedades hepáticas y renales. Si su gato pierde el apetito y no come durante 24 horas, o parece enfermo de cualquier otro modo, busque siempre el consejo de un veterinario. Tramites en Ecuador


cuando preocuparse


Puede ser muy preocupante si tu gato no come bien por varios motivos: nutrición, hidratación y bienestar general. Un gato que no come también corre el riesgo de desarrollar lipidosis hepática (hígado graso), que puede ser muy grave. Sin embargo, puede resultar difícil saber cuándo su gato simplemente está siendo difícil y cuándo intervenir.


Una buena regla general es que si tu gato no ha comido en 24 horas, consulta a un veterinario. También debes preocuparte si la falta de apetito se asocia con otros síntomas como vómitos, diarrea o fiebre. Si el apetito de su gato ha disminuido gradualmente y está perdiendo peso, esto también es una señal de que es posible que no se sienta bien y debe consultar a un veterinario.


Lo que puedes hacer


un gato pelirrojo esponjoso espera cerca de un plato de comida vacío


Los gatos desarrollan un buen sentido del tiempo a la hora de comer y pueden encontrar reconfortante una rutina predecible. Anastasiya Tsiasemnikava / Shutterstock.com


Cambiar la dieta de un gato puede resultar difícil, pero existen formas de facilitar la transición. Consulta siempre a un veterinario si tu gato no se encuentra bien, pero aquí tienes algunos consejos caseros para conseguir que los gatos coman su comida seca.


Mantenga las transiciones lentas


Los gatos son criaturas de hábitos y cambiar de rutina puede resultarles difícil. Si cambias de comida húmeda a comida seca y tu gato no come la comida seca, es posible que hayas cambiado demasiado rápido. Intente hacer la transición muy lentamente durante algunas semanas y comience agregando pequeñas cantidades de alimento seco a su dieta habitual.


Aumente lentamente la cantidad cada pocos días. También puedes intentar agregar un poco de agua al alimento seco al principio para ayudar con la transición. Si simplemente está cambiando el tipo o sabor de los alimentos secos, es posible que deba hacerlo lentamente.


Prueba y error


A los gatos les encantan las proteínas, por lo que los sabores de la comida para gatos tienden a ser a base de carne o pescado, como pollo o atún. A menudo, los gatos tienen una preferencia de sabor definida, así que pruebe algunos sabores para determinar cuál les gusta. Procure siempre llevar una dieta nutricionalmente completa y de buena calidad para su edad y estilo de vida.


saca el aroma


Los gatos no tienen muchas papilas gustativas, pero utilizan su excelente sentido del olfato para buscar la comida más deliciosa. Los alimentos secos tienden a oler menos que los húmedos, así que aumente su atractivo agregando agua tibia o caldo de carne para atraerlos.


Rutina de bajo estrés


Si los hábitos alimenticios de su gato se han vuelto exigentes, considere su horario y ubicación de alimentación. Mantenga los horarios de las comidas regulares y constantes, coloque los tazones en un lugar accesible y trate de reducir los posibles factores estresantes para su gato.


Hazte un chequeo de salud


Si su gato no come bien, es posible que tenga un problema de salud subyacente. Note cualquier otro síntoma y visite a su veterinario para un chequeo exhaustivo. La detección temprana suele ser la clave para un tratamiento exitoso.


Preguntas frecuentes



¿Está bien que mi gato solo coma comida húmeda?


Existen ventajas y desventajas tanto para los alimentos secos como para los húmedos. A la mayoría de los gatos les irá bien, siempre y cuando el alimento sea nutricionalmente completo y apropiado para su edad y estilo de vida.



¿Por qué mi gato de repente es quisquilloso con la comida?


Los gatos no responden bien a los cambios repentinos en su dieta o horario de alimentación, por lo que un cambio en la comida puede provocar que sean quisquillosos a la hora de comer. Las enfermedades y el dolor, incluidas las enfermedades dentales, también pueden afectar el apetito de los gatos. Por tanto, puede ser necesaria una visita al veterinario.



¿Está bien mezclar agua con comida seca para gatos?


Sí, puedes agregar agua o caldo bajo en sodio a la comida seca para gatos. Esto puede animar a algunos gatos a comerlo y también puede aumentar su ingesta de líquidos.


Contenido original en Inglés


¿Tu gato no quiere comer comida seca? cuando preocuparse

Proporcionarle una comida adecuada a tu gato es uno de los fundamentos a la hora de tener un felino, ¡y sin embargo no siempre es tan sencillo como parece! Si

gatos2

es

https://fromthesource.link/wp-content/uploads/2024/01/adorable-female-tabby-cat-e1704929548592.jpg

2024-01-13

 

Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1
Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1
Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1
Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1
Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1
Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1
Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1
Tu gato no quiere comer comida secaja cu 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/gatos/2024/01/13/tu-gato-no-quiere-comer-comida-seca-cuando-preocuparse/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20