Mi gato se comió un hueso de pollo: ¿debo preocuparme?

Blog sobre gatos Todo sobre gatos, nombres de gatos y razas de gatos

  Mi gato se comió un hueso de pollo: ¿debo preocuparme?

gato comiendo de un plato



Los gatos tienen un sentido del olfato muy agudo y les encanta el olor a pollo.



¿Los gatos deben comer huesos de pollo? Les encanta el pollo, después de todo. Con el excelente sentido del olfato de un gato, incluso el más leve olor a pollo generalmente hará que corran con la esperanza de probar este manjar. Si a tu gato le encanta este sabroso manjar, tiene un lado travieso y se las arregló para comer huesos de pollo, probablemente te estés preguntando si deberías preocuparte.



Los huesos de pollo crudos y cocidos representan ciertas amenazas para la salud del gato, incluido el daño al tracto gastrointestinal, la obstrucción, la asfixia y la infección. Si su gato puso sus patas sobre un hueso de pollo y se lo comió, siga leyendo para saber qué hacer a continuación.



¿Por qué los gatos no deben comer huesos de pollo?



Mi gato se comió un hueso de pollo: ¿debo preocuparme?



Los gatos son carnívoros obligados y los gatos salvajes cazan y se alimentan de pájaros y otros animales pequeños, incluidos sus huesos y carne cruda. Sin embargo, la presa habitual de estos gatos salvajes es mucho más pequeña que un pollo. Los huesos más pequeños (como los huesos pequeños de las alas) tienen más probabilidades de ser aplastados y pasar por el tracto digestivo del gato.



Sin embargo, aún pueden surgir problemas; los parásitos, las lombrices y los trastornos del tracto digestivo pueden poner en peligro la vida de estas poblaciones.



Estos son algunos de los riesgos comunes asociados con los gatos que comen huesos de pollo.



1. Daño al sistema digestivo



Mi gato se comió un hueso de pollo: ¿debo preocuparme?



Los huesos de pollo pueden causar daños invisibles en el tracto gastrointestinal de tu gato.



El funcionamiento interno de los gatos es delicado. Los huesos duros y quebradizos pueden causar daños invisibles. Los huesos tardan mucho tiempo en digerirse, incluso después de que el gato los haya masticado, y pueden formar un bloqueo gastrointestinal duro y sólido que requiere una cirugía mayor para resolverlo.



Los huesos de pollo cocidos pueden ser aún más peligrosos, ya que tienden a ser más frágiles y se rompen con facilidad. Estos pequeños fragmentos pueden perforar y desgarrar el estómago, el esófago, los intestinos e incluso otros órganos internos del gato. Los huesos crudos tienen menos probabilidades de romperse, pero aun así causan ataduras y desgarros.



Los síntomas de daño u obstrucción gastrointestinal incluyen vómitos, diarrea, ausencia de caca, letargo, negativa a comer y fiebre. El vómito puede contener sangre si se rasga.



Lea también: ¿Pueden los gatos comer pollo crudo?



2. Infección



gato enfermo



Busque señales de que su gato no se siente bien después de comer un hueso de pollo.



Los alimentos crudos conllevan riesgos para la salud de los dueños de gatos y de sus mascotas. Las bacterias como Salmonella y Campylobacter pueden ser transportadas por la carne cruda y causar enfermedades como vómitos intensos y diarrea. Estos microorganismos pueden multiplicarse y pasar de la saliva y la caca de su gato a los humanos, causando síntomas de intoxicación alimentaria.



Los seres humanos vulnerables, como los niños, los ancianos y las personas inmunocomprometidas, son más susceptibles a la infección de esta manera, pero estas infecciones pueden causar enfermedades en cualquier persona.



Los síntomas de infección incluyen vómitos, diarrea, letargo, fiebre y colapso.



Lea también: Las 9 mejores fórmulas de comida para gatos con pollo



3. Asfixia



Aseo de gatos.



Comer un objeto duro como un hueso siempre conlleva un peligro de asfixia. Los huesos pueden alojarse en la parte superior de la boca de su gato o en la garganta de su gato, causando irritación e incluso desgarrando el tejido sensible. Los huesos inhalados accidentalmente se alojan en la tráquea (tráquea), causando dificultades respiratorias potencialmente mortales.



El tamaño de los huesos es crucial aquí: es un mito común que los huesos pequeños como un ala de pollo son menos peligrosos, ya que estas piezas pequeñas aún pueden bloquear fácilmente las vías respiratorias o el tubo de alimentación.



Los síntomas de asfixia incluyen arcadas, arcadas, babeo, patadas en la boca, dificultad para respirar y colapso.



Lea también: Los 7 mejores alimentos para gatos sin pollo



Cuándo preocuparse y qué hacer



Mi gato se comió un hueso de pollo: ¿debo preocuparme?



Vigile a su gato cuidadosamente después de que ingiera un hueso de pollo.



Si su gato comió pollo crudo o un hueso de pollo, no entre en pánico. En algunos casos, el hueso se puede digerir y pasar sin problemas. Su gato puede mostrar solo síntomas gastrointestinales leves, como diarrea.



Aquí hay algunas acciones inmediatas que puede tomar:





  • Revise a su gato de inmediato para detectar cualquier signo. angustiaincluyendo dificultad para respirar, arcadas, patadas en la boca o asfixia.


  • Mantenga a su gato adentroo en un lugar seguro para observarlos de cerca.


  • Asegúrese de que cualquier otro hueso o carne esté almacenado de forma segura.


  • Llame a su veterinario, y sigue sus consejos.


  • Alimenta a tu gato con una dieta suave y blanda durante unos días para ayudar a amortiguar los fragmentos óseos y calmar cualquier posible irritación intestinal.


  • cuida a tu gato cercanamente.




Preste atención al apetito, las deposiciones y el bienestar general de su gato durante los próximos días. Si no se ven bien, llévalos a un veterinario. Los huesos suelen ser fáciles de encontrar en las radiografías, y su veterinario puede verificar que todo se vea bien por dentro. Si los huesos causan un desgarro u obstrucción, es posible que se requiera una cirugía mayor, lo que conlleva un riesgo sustancial para su gato y un gran costo.



Lea también: Hacer comida para gatos: Explicación de las dietas caseras y crudas de comida para gatos



¿No son buenos los huesos de pollo para los gatos?



gato comiendo de un plato



Considere agregar caldo de huesos a la comida de su gato como una alternativa segura a los huesos.



Algunos entusiastas promocionan los beneficios para la salud de los huesos para gatos y creen que los gatos deben comer huesos de pollo. Es cierto que los huesos son una fuente de minerales como el calcio, el magnesio, el potasio y el fósforo. Sin embargo, una comida para gatos equilibrada y de alta calidad (húmeda o croquetas) también contendrá todos estos micronutrientes y más. Estos alimentos para gatos están disponibles sin los riesgos de seguridad asociados con la alimentación con huesos.



Si realmente desea incluir huesos en la dieta de su gato, intente agregar caldo de huesos a la comida habitual de su gato. La nutrición es de vital importancia para muchas funciones de la vida, por lo que garantizar que la dieta de su gato sea segura y nutricionalmente correcta para su edad y estilo de vida es parte de una tenencia responsable.



Lea también: ¿Cuánto cuesta tener un gato en 2022?



Gatos y huesos de pollo: Pensamientos finales



gato comiendo



La comida para gatos de calidad y una dieta equilibrada son esenciales para un gato sano.



Los huesos pueden causar múltiples problemas a los gatos si se los comen, como asfixia, bloqueo o desgarro del tracto digestivo e infección. Los huesos de pollo cocidos son los más riesgosos porque es más probable que se rompan y causen daños. Dicho esto, también se deben evitar los huesos crudos. Hay poco debate sobre si los gatos deben comer huesos de pollo, especialmente si se les puede dar caldo de huesos en su lugar. En última instancia, si su gato comió huesos de pollo, hable con su veterinario.



Lea también: ¿Qué pueden beber los gatos además del agua?



Preguntas frecuentes



¿Puede un gato digerir un hueso de pollo?



Los huesos tardan mucho tiempo en digerirse y, a menudo, los huesos pasan directamente a través del tracto digestivo. Pueden causar daños durante el tránsito, incluidos desgarros, obstrucciones e infecciones. Si su gato se ha comido un hueso de pollo, consulte al veterinario.



¿Cuánto tiempo tarda un gato en expulsar un hueso de pollo?



Los huesos generalmente tardan de 12 a 24 horas en pasar por el tracto digestivo. Son muy duros y pueden romperse con facilidad y pueden causar daños, obstrucciones o infecciones al atravesarlos. Se debe buscar consejo veterinario si un gato se come un hueso de pollo.



¿Pueden los gatos digerir los huesos?



Los huesos pequeños se pueden digerir, pero lleva tiempo hacerlo. Pueden causar problemas en el tracto digestivo, como daños, bloqueos e infecciones. Los huesos cocidos son particularmente peligrosos porque pueden romperse fácilmente.



Contenido original en Inglés



2022-11-30

Mi gato se comió un hueso de pollo: ¿debo preocuparme?

¿Los gatos deben comer huesos de pollo? Les encanta el pollo, después de todo. Con el excelente sentido del olfato de un gato, incluso el más leve olor a po

gatos2

es

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/2022/11/30/mi-gato-se-comio-un-hueso-de-pollo-debo-preocuparme/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Mi gato se comió un hueso de pollo: ¿debo preocuparme?

 

Top 20