Cómo conseguir que un gato quisquilloso coma: 6 consejos

 

 

 

Como conseguir que un gato quisquilloso 1

Cómo conseguir que un gato quisquilloso coma: 6 consejos


Melina Grin / Cats.com


Los gatos no son deliberadamente quisquillosos ni intentan frustrar a sus dueños a la hora de comer. Los gatos son naturalmente exigentes con la comida debido a sus habilidades innatas de caza y sus sensibles papilas gustativas.


Los cambios en la rutina y ciertas condiciones de salud pueden contribuir a hábitos alimentarios exigentes. Además, el estrés y los cambios ambientales pueden hacer que un gato solo coma pequeñas cantidades de comida o desarrolle aversión a la comida.

 


Si su gato come menos o se niega a comer su comida, no se desanime. Sea paciente, siga intentándolo y sea compasivo con ellos. Pruebe estos consejos para asegurarse de que su gato siga recibiendo la nutrición que necesita.


Razones por las que su gato podría ser quisquilloso con la comida


Los gatos son carnívoros obligados y requieren una dieta rica en proteínas. Si su gato es exigente con la comida, esto puede indicar un problema. Aquí hay seis razones por las que su gato podría ser quisquilloso con la comida:


1. Experiencias tempranas y genética


Los gatos son “devoradores de impresiones”. Se desarrollan preferencias gustativas de toda la vida moldeado por las experiencias dietéticas prenatales y posnatales. La genética parece desempeñar sólo un pequeño papel en la determinación de las preferencias alimentarias, y las diferencias entre las poblaciones de gatos se explican más fácilmente por sus experiencias dietéticas que por la diversidad genética.[1]


La evidencia también sugiere que los gatos que crecen en ambientes diversos desarrollar diferentes preferencias alimentarias. El estudio comparó gatos domésticos con gatos de granja en libertad. Concluyó que los gatos domésticos evitaban la carne cruda, mientras que los gatos de granja evitaban los alimentos secos. Estos hallazgos podrían explicar por qué algunos gatos de interior no reconocen la comida nueva y se van.[2]


2. Mala salud


Muchas condiciones de salud pueden provocar inapetencia en los gatos. Ciertas enfermedades o lesiones agudas pueden dificultar físicamente que los gatos coman, como lesiones en la mandíbula, enfermedades dentales y abscesos. Y síntomas como la congestión pueden hacer que la comida sea menos apetecible para los gatos. Las condiciones de salud crónicas como enfermedades gastrointestinales, hepáticas, pancreáticas, renales, osteoartritis, trastornos neurológicos y cáncer pueden afectar el apetito de un gato.


Algunos gatos pueden experimentar efectos secundarios de las vacunas o medicamentos, como pérdida de apetito. Administrar medicamentos con la comida habitual también puede alterar el sabor, lo que posiblemente provoque aversión a la comida. En la naturaleza, este mecanismo de supervivencia les ayuda a evitar repetir experiencias alimentarias dañinas asociado con presas nutricionalmente incompletas o potencialmente tóxicas.[3]

 


Un gato con náuseas o estreñimiento también puede perder el apetito. Los gatos pueden desarrollar aversión a la comida si asocian un alimento en particular con sensaciones de náuseas o malestar, incluso si no es el alimento el que les causa el dolor. Es posible que sigan evitando este alimento una vez que se hayan recuperado por completo.


3. Calidad de los alimentos


Varios factores pueden afectar el sabor y la palatabilidad de los alimentos comerciales para gatos. Estos incluyen el aroma, la temperatura, el valor nutricional, la frescura y la variedad de formas y tamaños de las croquetas o la carne.


También es posible que el alimento esté caducado o en mal estado. Los gatos tienen un agudo sentido del olfato, lo que les permite detectar olores asociados con alimentos en mal estado o contaminados. Su sentido del gusto les ayuda a evaluar el valor nutricional de los alimentos y les impide consumir sustancias nocivas o no digeribles.


4. Experiencia gastronómica desagradable


Los gatos quieren comer de platos limpios en una zona sanitaria, al igual que nosotros. Y como tienen narices mucho más sensibles, notarán los malos olores mucho antes que tú. Asegúrese de que su área de comedor esté libre de migas, derrames de agua y suciedad.


Los gatos también tienen preferencias por el tipo de plato en el que comen. Los tazones reflectantes, estrechos o profundos pueden hacer que se nieguen a comer, incluso si tienen hambre.


5. Estrés y grandes cambios


Cómo conseguir que un gato quisquilloso coma: 6 consejos


Melina Grin / Cats.com


Los gatos son criaturas cautelosas, por lo que cualquier desviación de su rutina o dieta habitual puede hacerles sospechar mucho y hacer que eviten su comida. Pueden volverse ansiosos y desarrollar hábitos alimentarios quisquillosos si hay un cambio en la rutina. Alimentar a los gatos de forma irregular o con comidas abundantes y poco frecuentes también puede provocar hábitos alimentarios exigentes.


El estrés en los gatos puede provocar una pérdida general de apetito y renuencia a probar nuevos alimentos. El estrés puede ser causado por muchos factores, incluidos otros animales, ruido excesivo, nuevos miembros en la familia, visitas al veterinario o cambios en el entorno familiar. Un gato tímido puede tener dificultades para acceder a su plato de comida si se encuentra en una zona concurrida, obstruido por un perro o vigilado por otro gato.


¿Y has observado que tu el gato come menos en verano o en caso de mucha humedad? Un estudio encontró que los gatos consumen alrededor de un 15% menos de comida en verano que en invierno. Por ejemplo, Serafina, nuestra gata de 10 años, tiende a saltarse el desayuno en los calurosos días de verano, pero hace varias comidas por la noche.[4]

 


6. Tus hábitos alimenticios


Los apetitos quisquillosos a veces son causados ​​por los dueños de gatos que les dan el mismo tipo de comida repetidamente para minimizar el malestar estomacal. Por ejemplo, si los gatos se alimentan únicamente con croquetas durante un período prolongado, pueden desarrollar una preferencia por ellas y negarse a comer otros alimentos.


Mimar a tu gato con refrigerios y golosinas constantes también puede hacerlo quisquilloso y rechazar las comidas habituales. Ofrecer demasiadas opciones de alimentos también puede generar hábitos alimentarios exigentes. Algunos dueños de mascotas se abastecen de una amplia variedad de alimentos para gatos por temor a que su gato se aburra con un solo sabor. Luego abren varias latas tratando de complacer al gato, aunque es posible que el gato todavía se aleje.


Consejos para animar a tu gato a comer


Habla con tu veterinario si tu gato sufre pérdida de apetito. Su veterinario puede evaluar si la causa son condiciones de salud subyacentes y brindarle consejos sobre opciones dietéticas adecuadas a las necesidades de su gato. Después de reunirte con tu veterinario, prueba estos seis consejos en casa:


Cómo conseguir que un gato quisquilloso coma: 6 consejos


Melina Grin / Cats.com


1. Mejorar la palatabilidad


Los gatos tienen una preferencia particular por la temperatura de la comida. Sus receptores gustativos son más sensibles cuando la temperatura de la comida ronda los 86 grados Fahrenheit, que coincide con la temperatura de su lengua. El Portal de los Acrósticos imaginativos


El olor de la comida también puede estimular su apetito. Los gatos mayores pueden ser particularmente quisquillosos debido a un deterioro general de su salud y receptores olfativos más débiles. Intenta recalentar la comida húmeda de tu gato en el microondas durante 10 segundos. Pruebe la temperatura antes de servir.


Elija una dieta rica en grasas y proteínas, a menos que las condiciones médicas requieran algo diferente. Y asegúrate de darle a tu gato una textura que pueda manejar. Las croquetas e incluso algunos alimentos húmedos, como “trozos” y “rebanadas”, pueden resultar difíciles de tragar para algunos gatos.


Utilice bolsitas de pastillas para los medicamentos de rutina en lugar de esconder las pastillas en sus comidas habituales, y nunca fuerce a su gato a alimentarse, ya que esto podría provocar más complicaciones.


2. Pruebe decoraciones y aditivos alimentarios.


Intente usar un adorno de comida para gatos quisquillosos que no están interesados ​​en su comida habitual o nueva. Desmenuza pequeñas cantidades de golosinas liofilizadas o secadas al aire sobre alimentos enlatados. Otras sugerencias de aderezos son queso, tocino sin sal, croquetas trituradas, hojuelas de bonito o la golosina favorita de tu gato.


Agregar líquidos aromatizados a la comida de un felino también puede atraer a los gatos quisquillosos a comer. El líquido aumenta el sabor de los alimentos y ayuda con la hidratación. Los líquidos aromatizados como el jugo de atún o el caldo de pollo bajo en sodio atraerán a cualquier gato.

 


Los gatos pueden beneficiarse de la suplementación. Tu veterinario podrá recomendarte los mejores suplementos para el bienestar de tu gato. Los probióticos y prebióticos pueden ayudar a la digestión, estabilizar la microflora y mejorar el apetito. Los ácidos grasos omega-3 también pueden mejorar el apetito.


3. Cambiar los tipos y ubicaciones de los platos de comida


Los gatos prefieren cuencos limpios y poco profundos para evitar tocar los lados con los bigotes. Para ayudar a su gato a evitar la fatiga de los bigotes y la tensión en el cuello, reemplace su plato de comida con un plato de cerámica plano y elevado. Los gatos con hocicos cortos pueden preferir comer sólo en platos muy anchos y poco profundos. Los gatos artríticos pueden necesitar un recipiente elevado para no tener que agacharse tanto.


Los platos de plástico pueden contribuir al acné felino al atrapar bacterias y olores: elige vidrio, cerámica o acero inoxidable. Cambiar la ubicación del cuenco puede marcar una gran diferencia para un gato inquieto, especialmente en un hogar con varios gatos. Si tienes varios gatos, alimentarlos en platos separados en diferentes habitaciones o en superficies elevadas puede ayudar a reducir la competencia y el estrés.


4. Proporcionar un ambiente tranquilo y predecible.


En lugar de dejar que su gato paste, utilice horarios de alimentación constantes y regulares. Coloca el plato de comida y aléjate, ya que rondar a tu gato puede volverlo muy cauteloso y reducir sus posibilidades de comer. También es mejor evitar ofrecerle varios tipos de comida a la vez, ya que esto puede resultar insoportable para su gato.


Divide la ración diaria de comida en comidas pequeñas o utiliza un comedero automático para gatos. Algunos gatos prefieren que los alimenten con la mano o los acaricien durante las comidas; otros quieren comer tranquilamente por la noche cuando todos duermen.


5. Proporcionar suficiente enriquecimiento


¡Pero tampoco olvides el tiempo de juego! Los gatos son depredadores naturales, pero algunos pierden el apetito cuando sus dueños no están cerca. Sin embargo, jugar con tu gato durante 20 minutos puede estimular su instinto de caza y animarlo a comer.


Estos pequeños depredadores también suelen preferir comidas pequeñas a lo largo del día. Los comederos tipo rompecabezas simulan presas y brindan estimulación mental. Haga que la hora de comer sea más atractiva colocando comida para gatos seca, secada al aire o húmeda en rompecabezas o comederos interactivos para mascotas.


6.Haga cambios gradualmente


Un cambio repentino en la dieta puede provocar malestar estomacal y empeorar el problema. Cuando cambie a una nueva comida para gatos, haga el cambio lentamente en el transcurso de una semana. Algunos gatos pueden necesitar un período de transición aún más largo.


Algunos gatos pueden incluso disfrutar de una variedad de sabores. Si crees que este es el caso, comienza con un sabor diferente a la marca que estás usando actualmente. Tenga en cuenta que presentarle a su gato una dieta rotativa requiere un poco de tiempo y planificación, ¡pero su gato puede que se lo agradezca!

 


Presente a su gato diferentes sabores y texturas probando una variedad de opciones de alimentos húmedos enlatados, crudos y de alta calidad, como paté, trozos, trozos de carne y salsa, que se adapten a las preferencias de su gato.


Preguntas frecuentes



¿Comerá eventualmente un gato quisquilloso?


No te preocupes si tienes un gato quisquilloso que no quiere comer su comida de inmediato. Averiguar qué comida le gusta a tu gato puede requerir tiempo, paciencia y perseverancia. No retires ni reemplaces abruptamente su comida ni te rindas demasiado rápido. Pruebe diferentes opciones de comida, aderezos y juegue para estimular su apetito. Con el tiempo, tu gato empezará a comer.



¿Cuánto tiempo puede pasar un gato quisquilloso sin comer?


Los gatos son notoriamente quisquillosos con la comida y tienden a odiar los cambios en su dieta o rutina, ya que son criaturas de hábitos. Varias enfermedades pueden reducir el deseo de comer de un gato; por lo tanto, una pérdida de apetito puede indicar que tu gato sufre algún problema de salud y requiere un chequeo veterinario. Si su gato no ha comido durante más de 24 horas, consulte a un veterinario.



¿Qué pasa si un gato no come durante 3 días?


Si un gato pasa tres días sin comer, puede sufrir importantes problemas de salud, como la lipidosis hepática. Esta es una enfermedad potencialmente mortal en los gatos que puede provocar insuficiencia hepática. Además, los gatos pueden deshidratarse debido a la falta de nutrientes y agua, lo que provoca disfunción renal. Es imprescindible consultar a un veterinario si tu gato deja de comer durante más de un día.


Cats.com utiliza fuentes creíbles y de alta calidad, incluidos estudios revisados ​​por pares, para respaldar las afirmaciones de nuestros artículos. Este contenido se revisa y actualiza periódicamente para garantizar su precisión. Visite nuestra página Acerca de nosotros para obtener más información sobre nuestros estándares y conocer a nuestra junta de revisión veterinaria.




  1. Hepper, P., Wells, DL, Millsopp, S., Kraehenbuehl, K., Lyn, SA y Mauroux, O. (2012). Influencias prenatales y de la succión temprana en las preferencias alimentarias de gatos recién nacidos, destetados y adultos jóvenes. Sentidos químicos, 37(8), 755-766.




  2. Bradshaw, JWS, Healey, L., Thorne, CJR, Macdonald, DW y Arden-Clark, C. (2000). Diferencias en las preferencias alimentarias entre individuos y poblaciones de gatos domésticos Felis silvestris catus. Ciencia aplicada del comportamiento animal., 68(3), 257-268.




  3. T. Watson. Apetito: preferencias alimentarias del felino. (Dakota del Norte). Bases de datos CABI.




  4. Serisier, S., Feugier, A., Delmotte, S., Biourge, V. y German, AJ (2014). Variación estacional en la ingesta voluntaria de alimentos de los gatos domésticos (Felis catus). MÁS UNO, 9(4), e96071.




Contenido original en Inglés


Cómo conseguir que un gato quisquilloso coma: 6 consejos

Los gatos no son deliberadamente quisquillosos ni intentan frustrar a sus dueños a la hora de comer. Los gatos son naturalmente exigentes con la comida debido

gatos2

es

https://fromthesource.link/wp-content/uploads/2024/04/A-puzzle-feeder-like-an-ice-cube-tray-makes-mealtime-more-engaging-for-your-cat.-Melina-Grin-Cats.com-1.jpg

2024-04-04

 

Como conseguir que un gato quisquilloso 1
Como conseguir que un gato quisquilloso 1
Como conseguir que un gato quisquilloso 1
Como conseguir que un gato quisquilloso 1
Como conseguir que un gato quisquilloso 1
Como conseguir que un gato quisquilloso 1
Como conseguir que un gato quisquilloso 1
Como conseguir que un gato quisquilloso 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fromthesource.link/gatos/2024/04/03/como-conseguir-que-un-gato-quisquilloso-coma-6-consejos/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20