¿Son las lilas venenosas para los gatos? Todo lo que necesitas saber

 

 

 


Índice

  1. ¿Son las lilas venenosas para los gatos?
  2. ¿A los gatos les encantan las lilas?
    1. 1. La Belleza y el Brillo de las Flores
    2. 2. El encantador aroma de las lilas
    3. 3. Curiosidad inherente
  3. ¿Qué pasa si tu gato ingiere lila?
  4. Especies de lilas populares
    1. lila común
    2. lilas persas
    3. lilas francesas
  5. Tratar con las partes de las especies de lilas venenosas
    1. Hojas y semillas
    2. flores
    3. Tallos
  6. ¿Pueden las lilas matar a los gatos?
  7. ¿Cuáles son los síntomas del envenenamiento por lilas?
  8. ¿Qué debes hacer si tu gato se enferma después de comer lila?
  9. Preguntas frecuentes
    1. ¿El olor de las lilas es perjudicial para los gatos?
    2. ¿Son las lilas seguras para los gatos?
    3. ¿Son los arbustos de lilas venenosos para los gatos?
  10. Conclusión

/a

 

Los gatos son criaturas curiosas por naturaleza. Les encanta jugar con casi cualquier cosa que les parezca interesante, y no es sorprendente que terminen comiéndolo también.

Así que, si eres aficionado a decorar tu casa con hermosas y aromáticas plantas de interior, como las lilas comunes, podrás esperar ver a tu amigo felino oliéndolas o incluso mordisqueándolas.

Pero, ¿las lilas son venenosas para los gatos? ¿Y qué pasa si se dan un festín con un arbusto de lilas?

¿Son las lilas venenosas para los gatos?

Las lilas generalmente se consideran no tóxicas para los gatos. Hay entre 20 y 25 tipos diferentes de lilas en flor. La mayoría, incluida la planta lila común ( Syringa vulgaris ), son completamente seguras para gatos y otros animales. Las plantas lilas están libres de productos químicos venenosos o toxinas desde las puntas de sus ramas hasta los extremos de sus raíces. De hecho, estas flores de olor dulce son comestibles.

Si has escuchado de otros dueños de gatos preocupados que las lilas son plantas tóxicas, probablemente se estén refiriendo a la lila persa, que también se conoce como el árbol de Chinaberry ( Melia azedarach ). Y es que las lilas persas ni siquiera están relacionadas con las verdaderas lilas.

Todas las partes de las lilas persas conllevan algunos riesgos para los gatos. Y por eso es importante estar atentos para que estas plantas tóxicas no las maten. Las lilas persas pueden causar malestar gastrointestinal en los gatos cuando se ingieren en pequeñas dosis. Desafortunadamente, los gatos pueden sufrir convulsiones e incluso pueden morir si comen grandes cantidades de estas plantas venenosas.

Algunas sustancias tóxicas pueden tardar de tres a cuatro días en que los gatos muestren signos de enfermedad. De ahí que sea fundamental observar atentamente a tu gato después de ingerir algo tóxico . Consultar con su veterinario también puede ayudar a identificar si su gato ha comido algo que podría representar una amenaza para su salud.

¿A los gatos les encantan las lilas?

Si bien los gatos tienen predilección por revisar casi cualquier cosa en su casa o jardín, podemos decir que sus ojos y nariz están más inclinados hacia cosas hermosas y aromáticas, como la jeringuilla común de la planta lila. Pero, ¿por qué es así? ¿Por qué los gatos se sienten atraídos por las flores lilas? Bueno, a continuación se presentan algunas de las razones obvias:

1. La Belleza y el Brillo de las Flores

En comparación con nosotros, los humanos, los gatos no pueden percibir muy bien los colores . Sin embargo, pueden diferenciar bastante entre tonos brillantes y apagados. Y las lilas son innegablemente hermosas con sus flores vibrantes cuando están en plena floración.

Entonces, esta puede ser la razón por la cual los gatos se sienten atraídos por ellos. Si bien no podemos estar seguros de que los gatos tengan buen ojo para la belleza, podemos estar seguros de que sí tienen buen ojo para los colores brillantes.

2. El encantador aroma de las lilas

El sentido del olfato de un gato es la forma principal en que identifica personas y objetos. Los gatos tienen 200 millones de sensores de olor en la nariz, mientras que nosotros, los humanos, tenemos 5 millones. Entonces, su sentido del olfato es mucho mejor que el nuestro.

 

Puedes imaginar la cantidad y la fuerza de los olores que pueden sentir. Por lo tanto, no es sorprendente que puedan captar y engancharse fácilmente con el encantador aroma de las lilas y sus dulces flores.

3. Curiosidad inherente

Vale la pena señalar que, si bien los gatos tienen un fuerte sentido del olfato, todavía no estamos seguros de si distinguen los olores como lo hacemos nosotros. Sin embargo, en el mundo felino vale la pena buscar cualquier cosa que emita olor.

¿Qué pasa si tu gato ingiere lila?

Si bien la lila puede ser segura para los gatos, las plantas aún pueden presentar toxicidad si se ingieren pero sin causar problemas de salud importantes. Algunos efectos secundarios a considerar por la ingesta de lilas son problemas de digestión, como estreñimiento, diarrea y dolor abdominal .

Recuerda que los gatos son carnívoros obligados. Su cuerpo depende principalmente de la carne, ya que las plantas no pueden proporcionarles suficientes nutrientes y tampoco pueden digerir las plantas de manera efectiva en comparación con nosotros, los humanos y otros animales. De ahí que su cuerpo identifique las plantas lilas como objetos extraños.

Por eso, incluso una pequeña cantidad de lila puede irritar el estómago de un gato. Una pequeña ingestión de la planta lila común puede provocar vómitos y calambres estomacales , pero la picadura no provocará ningún daño grave.

No obstante, si tu amigo felino ingiere lila, debes estar atento a los síntomas gastrointestinales, que también pueden provocar una serie de complicaciones gastrointestinales. También vale la pena señalar que los síntomas de su gato también pueden variar según la cantidad y las partes de la planta que consumió, especialmente si ingirió alguna de las variedades venenosas de lila.

Especies de lilas populares

lila común

La lila común, también conocida por su nombre científico Syringa vulgaris, está más extendida que todos los demás tipos de lila juntos. Este tipo de planta lila suele presentarse con flores de color lila con una fragancia atractiva. Estas lilas tienden a crecer hasta 20 pies de altura. Y en cuanto a toxicidad, las lilas comunes son las menos tóxicas para los gatos, lo cual es bueno teniendo en cuenta que esta variedad también es la más frecuente.

lilas persas

Las lilas persas, también conocidas como Chinaberry, Texas Umbrella o White Cedar, son más pequeñas que las lilas comunes y también son más pequeñas y las más altas crecen hasta aproximadamente 8 pies. Estas plantas lilas producen flores de color lila pálido que también son significativamente más pequeñas que las flores de las lilas comunes.

Las semillas de lilas persas contienen Melia Toxinas A y B que explican los efectos tóxicos de la planta en los gatos. Los signos de toxicidad o envenenamiento de la lila a los que debes estar atento incluyen vómitos, diarrea, temblores, babeo y espasmos musculares.

lilas francesas

Las lilas francesas se consideran las más raras de todas las variedades de lilas y suelen aparecer durante unas pocas semanas durante la primavera y el verano en los jardines de los invernaderos. Las lilas francesas reciben otros nombres, como ruda de cabra y hierba profesora.

 

Cuando florecen, las lilas francesas producen flores en diferentes tonos, incluidos rosa, blanco, morado o azul. Al igual que las lilas persas, estas plantas también son muy tóxicas para los gatos. Contienen una sustancia química neurotóxica e hipotensora llamada galegina , que es extremadamente venenosa para los gatos.

La ingestión de esta sustancia puede provocar múltiples complicaciones que van desde edema pulmonar hasta hidrotórax que en algunos casos puede provocar lesiones mortales o incluso la muerte.

Tratar con las partes de las especies de lilas venenosas

En caso de que un gato ingiera ciertas especies de lilas que son altamente tóxicas, como las lilas persas y francesas, sus síntomas también variarán dependiendo de la cantidad y parte de la variedad de lila venenosa que consumió.

Hojas y semillas

Los químicos venenosos de las plantas tóxicas generalmente existen en mayor abundancia en sus hojas. La gravedad de la toxicidad de una planta generalmente disminuirá a medida que continúa floreciendo en una flor.

flores

En caso de que todavía te preguntes si las flores de las lilas son tóxicas para los gatos, debes recordar que, en realidad, también depende del carácter venenoso de la variedad de planta en particular. Pero principalmente, la toxicidad de las plantas lilas disminuye en sus flores más que en las hojas y semillas.

Tallos

Si bien las hojas de los tipos de lilas tóxicas contienen las concentraciones más elevadas de sustancias químicas peligrosas, los tallos normalmente muestran el mayor riesgo potencial de náuseas o asfixia. Así que, por favor, no dejes que tu gato también coma tallos de lilas. La cuestión es que no hay duda de que habría problemas si tu gato ingiere la especie tóxica de planta lila.

¿Pueden las lilas matar a los gatos?

Como se mencionó anteriormente, los gatos son carnívoros obligados. Por lo tanto, comer incluso una pequeña cantidad de lila puede causarles problemas estomacales y digestivos. La gravedad de sus síntomas también variará dependiendo de la cantidad y parte del material vegetal que consumieron.

Si la planta lila involucrada es de cualquiera de las variedades que no son tóxicas para los gatos, entonces no sufrirán efectos secundarios graves además de vómitos, diarrea y dolor de estómago.

Sin embargo, si un gato ingiere las hojas y semillas de una variedad de lila tóxica, puede experimentar síntomas más graves, ya que estas partes de las lilas venenosas son más tóxicas que sus flores y tallos.

Dicho todo esto, podemos decir que ciertas especies de lilas pueden matar a los gatos cuando comen grandes cantidades de estas variedades venenosas.

¿Cuáles son los síntomas del envenenamiento por lilas?

Los gatos y otros animales generalmente están seguros cerca de la planta lila común Syringaa vulgaris. Si ingieren esta variedad, lo más probable es que no experimenten nada más grave que vómitos y diarrea.

Sin embargo, debe buscar atención veterinaria de inmediato si sospecha que su gato pudo poner sus patas sobre las variedades tóxicas y cree que consumió demasiada fibra de estas especies tóxicas.

 

Una vez que su gato haya ingerido una especie de lila tóxica, es posible que los síntomas no aparezcan hasta el tercer o cuarto día. El primer indicio de que algo podría andar mal es el cambio de comportamiento.

Esté atento a los siguientes síntomas de intoxicación por lilas, que pueden ocurrir si su gato ingiere cualquiera de las variedades tóxicas, como la lila persa o la lila francesa:

  • Babeo , vómitos, diarrea dificultad para caminar, pérdida de apetito
  • Nerviosismo o hiperactividad.
  • Convulsiones o dificultad para respirar.
  • Letargo al caminar tambaleante
  • Lentitud, encías amarillentas pálidas, sed excesiva o micción

Si los síntomas son más graves, comuníquese con su veterinario de inmediato o llame al Control de Envenenamiento Animal (888) 426-4435.

¿Qué debes hacer si tu gato se enferma después de comer lila?

Si nota alguno de los síntomas mencionados anteriormente después de que su gato haya ingerido lila, debe informarlo a su veterinario de inmediato. Si su gato consumió lila común, puede esperar ver efectos secundarios comunes como vómitos y diarrea.

Sin embargo, si su gato ingirió la variante tóxica lila, lo mejor es llevarlo a su clínica para una evaluación y manejo adecuados. Los gatos que reciben tratamientos rápidos para la toxicidad de las lilas tienen la tasa de supervivencia más alta.

Preguntas frecuentes

¿El olor de las lilas es perjudicial para los gatos?

Las lilas tienen un aroma encantador y distintivo, por lo que no es sorprendente que tu gato se sienta atraído por ellas. Lo bueno es que si tu gato sólo huele alguna parte de la planta lila, no tienes nada de qué preocuparte. Los gatos no pueden envenenarse simplemente oliendo lilas. Sin embargo, debes tener cuidado de que tu amigo felino no acabe comiéndose la planta por curiosidad.

¿Son las lilas seguras para los gatos?

Las plantas comunes son generalmente seguras para los gatos. Si su gato consumió material vegetal de la lila común, no puede esperar reacciones adversas más que síntomas gastrointestinales moderados. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, existen ciertas plantas consideradas tóxicas para los gatos, como la lila persa del género Melia y la lila francesa.

Si se ingieren, las lilas persas pueden provocar vómitos, diarrea, babeo, temblores y contracciones musculares. Las lilas francesas, por el contrario, contienen galegina, un compuesto excepcionalmente venenoso. Así, al ingerirlo, los gatos pueden experimentar edema pulmonar e hidrotórax, y pueden morir si no se tratan a tiempo.

¿Son los arbustos de lilas venenosos para los gatos?

Hay varios tipos de arbustos de lilas que varían algo en apariencia. Si su gato consumió material vegetal de la lila común Syringa vulgaris, puede experimentar síntomas gastrointestinales de leves a moderados. Sin embargo, existen plantas lilas que resultan tóxicas para los gatos. Y si su gato comió alguna parte de estas variantes lilas, puede esperar ver síntomas más graves.

Conclusión

Los gatos siempre serán gatos: siempre disfrutarán explorando las cosas que los rodean. Por lo tanto, como parte del cuidado responsable de las mascotas, los dueños de mascotas deben proteger su casa de los gatos, especialmente las áreas donde su gato suele descansar.

Y aunque las plantas de lilas comunes son generalmente seguras para los gatos y otros animales, es mejor mantener las lilas y otras plantas alejadas de su compañero felino. Como se mencionó anteriormente, los gatos son carnívoros obligados, por lo que, si comen material vegetal, su cuerpo puede reaccionar negativamente. Además, los gatos no reciben suficientes nutrientes al ingerir lilas u otras plantas.

Sin embargo, en caso de que tengas plantas lilas de interior en casa, asegúrate de quedarte con la variedad no venenosa. Y siempre debes estar atento al comportamiento de tu gato.

Si notas que tu gato se comporta de forma extraña y no estás seguro de si ha consumido alguna parte de tu planta lila, llévalo inmediatamente al veterinario junto con algunas muestras de tu planta de interior.


Publicaciones Relacionadas:

  1. ¿Pueden los gatos comer pan? ¿Es seguro para ellos?
  2. Guía esencial de nutrición felina
  3. 5 razones para esterilizar o castrar a tu mascota
  4. ¿Pueden los gatos llorar? ¿Ellos también sufren depresión? ¡Descúbrelo aquí!

¿Son las lilas venenosas para los gatos? Todo lo que necesitas saber

¿Son las lilas venenosas para los gatos? Todo lo que necesitas saber

Índice ¿Son las lilas venenosas para los gatos?

gatos2

es

https://images.correotemporalgratis.es/comportamientofelino.es/1220/dbmicrodb1-gatos2-son-las-lilas-venenosas-para-los-gatosja-todo-lo-que-necesitas-saber-2461-0.jpg

2024-01-22

 

¿Son las lilas venenosas para los gatos? Todo lo que necesitas saber
¿Son las lilas venenosas para los gatos? Todo lo que necesitas saber

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20